También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
La Navidad nos revela el amor inmenso de Dios por la humanidad

El Papa anuncia su viaje a Amman, Belén y Jerusalen

El Papa Francisco viajará a Tierra Santa, del 24 al 26 de mayo de 2014. El propio obispo de Roma lo anunció tras el rezo del Ángelus y tendrá como fin el conmemorar  el histórico encuentro entre Pablo VI y el Patriarca Atenágoras sucedido hace 50 años un 5 de enero.

El Papa Francisco viajará a Tierra Santa, del 24 al 26 de mayo de 2014. El propio obispo de Roma lo anunció tras el rezo del Ángelus y tendrá como fin el conmemorar  el histórico encuentro entre Pablo VI y el Patriarca Atenágoras sucedido hace 50 años un 5 de enero.Junto al Santo Sepulcro se celebrará un encuentro ecuménico con todos los representantes de las Iglesias cristianas de Jerusalén, por ello el Papa Francisco pidió que se rece por esta peregrinación. Durante el Ángelus el Papa explicó el significado más profundo de la Navidad: “Él es la Palabra de Dios que se hizo hombre y que ha puesto su " tienda", su morada entre hombres·.“El Evangelista escribe: "El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros" (Jn 1,14). ¡En estas palabras, que nunca dejan de sorprendernos, está todo el cristianismo! ¡Dios se hizo mortal, frágil como nosotros, compartió nuestra condición humana, excepto el pecado, ha entrado en nuestra historia, se volvió plenamente Dios-con-nosotros! El nacimiento de Jesús, entonces, nos muestra que Dios ha querido unirse a todos los hombres y mujeres, a cada uno de nosotros, para comunicarnos su vida y su alegría”. “La fe en la Encarnación nos dice que Dios es solidario con el hombre y su historia”, explicó el Papa Francisco: “¡Esta cercanía de Dios al hombre, a cada hombre, es un regalo que nunca tiene ocaso! Aquí está la buena noticia de la Navidad: la luz divina que llenó los corazones de la Virgen María y de San José, y guió los pasos de los pastores y los magos, brilla para nosotros hoy”.El Sucesor de Pedro dijo que todos nosotros deberíamos apresurarnos para recibir la gracia que Él nos ofrece. Sin embargo –explicó que “tantas veces lo rechazamos, preferimos permanecer en la cerrazón de nuestros errores y en la angustia de nuestros pecados. ¡Pero Jesús no se da por vencido y nunca deja de ofrecerse a sí mismo y de ofrecer su gracia que nos salva! Éste es un mensaje de salvación, antiguo y siempre nuevo. Y estamos llamados a testimoniar con alegría este mensaje del Evangelio de la vida y de la luz, de la esperanza y del amor”.

Lo más visto