También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

Pablo Ibar, un español 'inocente' en el corredor de la muerte

13 son los años que Pablo lleva en el corredor de la muerte acusado de un triple asesinato en el club Miramar de Florida. Un lugar en el que Pablo nunca estuvo. Desde aquel 26 de junio de 1994, 19 años ya, los derechos constitucionales de Pablo han sido vulnerados.
Pablo Ibar.
Pablo Ibar.
  • cope.es
  • cope.es

26 de junio de 1994, dos personas matan a otras tres en el Club Miramar de Florida. Las pruebas, una imagen borrosa de una cámara de videovigilancia, huellas táctiles y ADN que no coinciden con el de Pablo.

En agosto de ese mismo año, Pablo Ibar y Seth Peñalver son declarados culpables de un triple asesinato. El 17 de abril de 2000, Pablo es condenado a pena de muerte.

Esa noche Pablo estaba en casa de su ahora mujer, como nos cuenta Cándido Ibar padre de Pablo. 'Los chicos habían roto porque la familia de ella decía que eran muy jóvenes y esa noche decidieron hablar aprovechando que la madre de ella y la hermana mayor estaban de viaje con motivo de la graduación de su hija y Tania (la mujer de Pablo) se lo había ocultado. La Policía comprobó los pasaportes y coincidía. Pero es que a la mañana siguiente, cuando se levantaron para ir a misa, la tía de Tania que se quedó al cuidado se encontró con Pablo en la casa'.

A pesar del testimonio de la tía, finalmente Pablo fue acusado con la única prueba de una fotografía borrosa, de un hombre con bigote tomada de un vídeo de una cámara de videovigilancia del club.

Andrés Krakenberger, portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, nos habla de las pruebas que hay a favor de Pablo que indican claramente que es inocente: 'porque se le condena a muerte en base a unas imágenes de videovigilancia de muy poca resolución, con fuertes contrastes lumínicos, en donde se ve cómo dos perpetradores matan a tres persona y lo revuelven todo. Al revolver todo dejan multitud de huellas dactilares y esas huellas no coinciden con las de Pablo'.

Pero es que aún hay más, como nos cuenta Andrés: 'se ve además en el vídeo como uno de los perpetradores lleva una camiseta en la cabeza, se quita esa camiseta, se limpia el sudor y la tira, que es cuando se toma la imagen de la cara. El ADN del sudor de esa camiseta tampoco coincide con el de Pablo'.

Por otro lado, Andrés recuerda que los derechos constitucionales de Pablo fueron vulnerados por 'una multitud de irregularidades procesales. Hubo ruedas de reconocimiento en las comisarías que estaban amañanadas, otras se hicieron sin la  presencia del abodad de Pablo'.

'El abogado de Pablo en el juicio en el que fue condenado a la pena de muerte  no estaba en condiciones de poder llevar a cabo una defensa adecuada, hubo que interrumpir el juicio en dos ocsiones: una porque el abogado estaba aquejado de una fuerte dolencia hepática y en una segunda ocasión porque el abogado estaba detenido por estar involucrado en un incidente de violencia machista'.

Y a pesar de todas estas pruebas que demuestran la inocencia de Pablo, y que lleva 13 años en el corredor de la muert, el pasado 2006 el Tribunal Supremo de Florida ratificó la culpabilidad de Pablo y el proceso de la pena de muerte. Ahora están en proceso de apelación para que se repita el juicio.

Cándido confía en que esta pesadilla agún día llegue a su fin porque 'algún día se tiene que acabar y nosotros estamos haciendo todo lo que podemos de nuestra parte'.

En esta web encontrarás más información sobre la situación de Pablo Ibar.

Escucha aquí la entrevista a Cándido Ibar.

Lo más visto