También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Vinculado a los atentados de París

Objetivo: atrapar al tercer terrorista huido

Imagen del terrorista huido difundida por medios belgas
Imagen del terrorista huido difundida por medios belgas

La Policía belga ha identificado ya a los autores del ataque terrorista al aeropuerto de Bruselas que acabó ayer con la vida de 11 personas. Los suicidas que se hicieron explotar fueron los hermanos Jalid y Brahim el Bakraui, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión estatal belga, RTBF. Ambos eran conocidos por los servicios de seguridad, si bien no por vínculos con el terrorismo. Uno de los hermanos, Jalid, había alquilado con una identidad falsa una habitación en la calle Dries de Forest, escenario de un tiroteo con la Policía el 15 de marzo.
 
El tercer hombre que aparece en las grabaciones de la cámara de seguridad y que se cree que huyó es Najim Laachraoui, de 25 años. Las autoridades ya buscaban a Laachraoui desde el lunes, ya que según la Fiscalía su ADN fue hallado en viviendas utilizadas por los terroristas de París. Además, habría viajado a Hungría en septiembre de 2015 con uno de los autores de la masacre del 13-N, Salah Abdeslam, detenido la semana pasada en Bruselas.
 
El alcalde de Zaventem, Francis Vermeiren, ha asegurado que los tres terroristas llegaron al aeropuerto en un taxi y que portaban equipaje: «Pusieron las bombas en sus maletas». Según la versión del alcalde, que no ha sido confirmada por otras fuentes oficiales, Laachraoui llevaba un explosivo en su maleta, pero "entró en pánico" y no la hizo explotar.
 

 
Además, las autoridades buscan a un segundo sospechoso de colocar la bomba en el metro de Maelbeek, mientras la Policía anunciaba haber encontrado en una redada en un piso de Bruselas una bandera de Daesh y una bomba de clavos. Pocas pistas, en el arranque de la investigación, y muchas incertidumbres por la tradicional dificultad interna que sufre el país para plantar cara a esta nueva dimensión de la lucha contra el terrorismo, que convierten a Bélgica de antiguo «santuario» a nuevo objetivo de la yihad mundial.

Sigue leyendo más en abc.es

Lo más visto