También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El Obispo de Cheju ante la visita del Papa a Corea.

Monseñor U-ill Kang ve la visita papal a Corea como un soplo de paz para las dos Coreas

Si ayer conocíamos las declaraciones de Monseñor Mirdita, Obispo de Tirana, que señalaba que la visita del Papa a Albania el próximo mes de septiembre iba a llevar el frescor del Evangelio, hoy ha hablado Monseñor Peter U-ill Kang, Obispo de Cheju, ante la inminenete visita de Francisco a Corea del Sur, viaje que realizará del 13 al 18 de este mes de agosto. En sus declaraciones, el Obispo de Cheju ha mostrado su esperanza de que la visita del Santo Padre sea un estímulo para la paz entre ambas Coreas.

Si ayer conocíamos las declaraciones de Monseñor Mirdita, Obispo de Tirana, que señalaba que la visita del Papa a Albania el próximo mes de septiembre iba a llevar el frescor del Evangelio, hoy ha hablado Monseñor Peter U-ill Kang, Obispo de Cheju, ante la inminenete visita de Francisco a Corea del Sur, viaje que realizará del 13 al 18 de este mes de agosto. En sus declaraciones, el Obispo de Cheju ha mostrado su esperanza de que la visita del Santo Padre sea un estímulo para la paz entre ambas Coreas.En cuanto al tema de la reunificación, que sigue siendo una herida abierta para el pueblo coreano, el prelado manifiesta su confianza en que la situación progresará en un futuro no muy lejano. “Estamos divididos sólo desde 1945, pero somos el mismo pueblo, tenemos la misma lengua y cultura”, explicó. Y añadió que la situación actual en Corea del Norte no puede resistir mucho más aún, porque está en la fisiología de las cosas”.Según Mons. U-ill Kang, los cambios en Pyongyang partirán desde dentro y ya existen señales esporádicas de rebelión contra el régimen. A la vez que explica que estas rebeliones no tienen motivaciones políticas, sino que están dictadas por las difíciles condiciones de vida en el país: “El hambre – afirma – es un motor de rebelión más fuerte que los ideales de democracia y justicia”.En esta entrevista el Obispo de Cheju se detiene a considerar también la situación interna de la Iglesia en Corea del Sur, de modo particular acerca de las divisiones en el clero coreano, de la que hablan los medios de comunicación, entre los que sostienen las posiciones consideradas más “progresistas” y las posiciones más “conservadoras”. En su opinión, no se trata tanto de divisiones doctrinales, cuanto más bien de dos diversas “visiones” sobre el papel de la Iglesia: una que la querría más presente en cuanto a temas sociales, siguiendo el ejemplo del Cardenal Kim durante los años de la dictadura; y otra que, en cambio, considera que ésta no es su tarea. También añadió que para algunos la visita del Papa Francisco podría ser una ocasión para relanzar el tema de las disparidades y de las injusticias sociales que penalizan sobre todo a los jóvenes en Corea del Sur, a la luz de la doctrina social de la Iglesia que es poco conocida por los fieles. “El episcopado – concluyó Mons. U-ill Kang – debería empeñarse más en este frente, lo que requerirá tiempo”.

Lo más visto