También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Barómetro del CIS

Mejora la percepción sobre la situación política española

Congreso de los diputados. Archivo. COPE
Congreso de los diputados. Archivo. COPE

La percepción de los españoles sobre la situación política mejoró algo el pasado noviembre coincidiendo con los días posteriores a la investidura de Mariano Rajoy después de un año de bloqueo político en el país, aunque siguen siendo amplia mayoría los que la califican de mala o muy mala. Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), elaborado entre el 1 y el 11 de noviembre, sólo el 3,8 por ciento de los encuestados calificaban la situación política como buena o muy buena, aunque este porcentaje mejoró en tres puntos con respecto a octubre. Mientras, un 74,3 por ciento veían la situación política como mala o muy mala, cuando un mes antes eran el 88,1 por ciento. Además, la falta de Gobierno ya no figura en la lista de los principales problemas que citan los españoles, que sigue estando encabezada por el paro, con un 72,9 por ciento, la corrupción y el fraude, con el 36,1, y en menor medida los partidos políticos y la política, con un 25,7 por ciento. Pese a ser más optimistas sobre el presente, los encuestados son más escépticos ante el futuro. Así, solo un 15,5 por ciento considera que la situación política mejorará en un año, frente al 19,1 por ciento del mes anterior, mientras que aumenta el porcentaje de los que creen que seguirá igual: el 40,3 por ciento frente al 31 por ciento. Sí baja algo el porcentaje de quienes considera que será peor, un 26,4 por ciento frente al 28 por ciento de octubre. También mejora la percepción de los ciudadanos sobre la situación económica. Sigue siendo una importante mayoría quien piensa que dicha situación es mala o muy mala, aunque ese porcentaje baja casi dos puntos, hasta el 63 por ciento. Mientras, ven la situación económica buena o muy buena el 4,6 por ciento, un punto más que en octubre. Ante el futuro, se eleva tanto el porcentaje de pesimistas como de optimistas, y son más, en cualquier caso, los que opinan que la economía seguirá igual. De esta forma, el 22,7 por ciento considera que la situación económica va a mejorar -2,4 puntos más que en octubre-; el 21,3 por ciento señala que empeorará (2,5 puntos más) y el 40,9 por ciento -dos puntos más- no espera cambios. La economía sigue estando entre los primeros problemas aunque ya en cuarto lugar, y la mencionan el 23,9 por ciento de los encuestados. Tras el paro, la corrupción, los políticos y la economía, los siguientes problemas más citados son la educación (la citan el 14,4 por ciento), la sanidad (13,6 por ciento) y los problemas de índole social.