También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 'Mano a Mano' de Cajasol

Juan y Medio: "Sí, me gustan los toros, ¿hay que pedir perdón?"

La tercera temporada de los ‘Mano a mano de Cajasol’ unió ‘El toro y la tv’ en la sede de la Fundación Cajasol de Sevilla con el matador de toros Manuel Díaz ‘El Cordobés’ y el presentador de televisión Juan y Medio.
El Cordobés y Juan y Medio, protagonistas en el Mano...
El Cordobés y Juan y Medio, protagonistas en el Mano a Mano de Cajasol. ARJONA

Este decimonoveno encuentro comenzó con una defensa a ultranza del mundo del toro por parte de los invitados. Juan y Medio se declaró taurino: “Sí, me gustan los toros, ¿hay que pedir perdón?”. Por su parte, de El Cordobés señaló: “Los toreros amamos al toro entre otras cosas porque es el animal que nos ha permitido hacer lo que queremos”.   Tras esta primera declaración de intenciones, el encuentro fue abordando otros temas. Entre ellos, el movimiento antitaurino. Para El Cordobés, los antitaurinos se mueven por “moda” y se ha asociado este movimiento a determinadas líneas ideológicas: “Rechazan todo lo que tenga que ver con España”. Y añadió: “Yo no digo que los toros tengan que gustarle a todo el mundo. Yo, por ejemplo, no voy a la ópera porque no la entiendo, pero no se lo prohíbo a nadie”. Por su parte, Juan y Medio afirmó: “A mí me incomoda que un antitaurino defienda que los taurinos somos impasibles al sufrimiento de un ser vivo y que nos divertimos con ello, porque eso no es así”. Ambos invitados, queridos por todos y muy populares entre el público que los sigue, señalaron que la clave de su éxito se encuentra en la naturalidad y profesionalidad con la que afrontan cada día su trabajo y sobre todo respetando a la gente. “Yo soy como la gente me ve, en mi vida privada me gusta ver la realidad con el prisma del humor. Eso me permite decir cosas que otros presentadores no se permiten”, declaró Juan y Medio. Por su parte, El Cordobés explicó que la gente lo quiere porque “no me importa pararme con cualquiera y ponerme al teléfono. Que la gente te quiera es lo mejor que puedes recibir cuando trabajas para el público”.  Juan y Medio supo definir muy bien el toreo y la personalidad de El Cordobés: “Manuel es un torero que se ha hecho a sí mismo, un torero que se ha encontrado con todo a la contra y, a pesar de ello, lo ha superado todo. Yo nunca lo he visto hablar desde el rencor”. El torero, que cumple en 2013 veinte años de alternativa, explicó que había tenido que superar obstáculos para llegar a donde está, pero que no le había importado: “Yo he tenido que sacrificar piezas para ganar la partida y no renunciar a ser uno mismo”. Y añadió: “Cuando se me hundió el barco yo me tuve que agarrar a un tablón, me agarré con los dientes, tengo veinte cornadas pegadas y sigo con la misma ilusión del primer día e incluso más”. Como el título del encuentro sugería se habló de toros y televisión, y del poco espacio que se le dedica a los contenidos taurinos. Manuel Díaz quiso dejar claro que: “Me gustaría que también hablaran en los telediarios de cómo El Juli ha llenado la plaza de toros de México y no tanto de los mangantes que hay”. Por su parte, Juan y Medio señaló la necesidad de fomentar la Fiesta a través de la televisión y de instruir a los niños: “Como todo en la vida pasa por la información, uno ama u odia lo que ve. Hay que explicar a los niños las suertes que se ven en una corrida, cómo se para al toro, cómo se cría, cómo se transporta…, para que entiendan lo que ven y sepan apreciarlo”. También se abordó de la necesidad de modernizar la Fiesta: “Los niños piensan que ser torero es algo antiguo. Antes yo veía al torero como un superhéroe, ahora tiene más importancia un tenista o un futbolista”, declaró el torero. En este sentido, Juan y Medio señaló que “el mundo es cada vez más competitivo y para que algo se sostenga hay que llamar la atención, hay que fomentarlo, porque si la gente no lo demanda no hay, y si lo hay pero la gente no lo ve, también desaparece”. El éxito de libro de El Cordobés, ‘De frente y por derecho’, ya por su tercera edición fue otro de los puntos tratados. “Lo que yo echo de menos es que Hollywood coja la vida de los toreros y haga grandes producciones, por ejemplo, la vida de Manolo daría para mucho”, dijo Juan y Medio. Además, en este décimo noveno ‘Mano a mano de Cajasol’, presentado por el periodista José Enrique Moreno, se descubrieron anécdotas de ambos protagonistas, como el miedo que pasó Manuel Díaz ‘El Cordobés’ en uno de sus primeros viajes a Zacatecas, donde el avión en el que viajaban tuvo que volver al aeropuerto o cómo Malpartida, un amigo de Juan y Medio, utiliza las corridas de toros en televisión para apaciguar a un chimpancé. En definitiva, una sesión amena e interesante que cumplió con su cometido de hablar de toros en otra clave.

Lo más visto