También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fórmula 1

El jefe de Pirelli dice que Alguersuari seguirá siendo su probador

Paul Hembery: “No hay ninguna razón para cambiar lo que tenemos. Y estamos muy satisfechos con Jaime Alguersuari”. Jaime, por su parte, aún no lo confirma: “Aún no he desvelado mi futuro”

Pirelli presentó en Milán sus neumáticos para 2013, pero no aportó nada más a lo ya adelantado el martes por este periodista en El Partido de las Doce. Su jefe Paul Hembery confirmó que los compuestos superblando, blando y medio serán más agresivos este año. Además de la rotación entre los ingenieros. Pero no entró en la asimetría de los neumáticos. Su construcción interna es distinta según sean del lado derecho o izquierdo y eso impide que sean intercambiables como en el pasado. Y, por tanto, les hace más sensibles al desgaste. Las de un lado se desgastarán más que las de otro. Se trata de que haya más paradas y espectáculo en carrera. Esa es la razón de que pesen un kilo más que los del año pasado. Eso sí, para compensar, y eso tampoco lo contó Hembery, el nuevo duro será aún más duro y conservador que el anterior. Estrena color naranja en los flancos Respecto a los pilotos probadores, Hembery negó la llegada que aseguraban desde el entorno de Kobayashi y aseguró que piensa seguir con los test driver de 2012, Di Grassi y Jaime Alguersuari (una posibilidad también adelantada ayer en COPE). Estas fueron sus palabras: “Kamui no está aquí. No hay motivo para cambiar lo que tenemos. Es un gran equipo el que componen Alguersuari y Lucas Di Grassi. Primero queremos renovar nuestro contrato con la F-1 para 2014, a continuación miraremos las ruedas y los compuestos. Hay mucho que hacer en el simulador”. Horas después el propio Jaime dijo en Twitter que aún no había cerrado su futuro: “Hola chicos!Perdonad que os diga, todavía no he desvelado mi futuro! Siento la espera, estoy trabajando para poder daros alguna noticia! Lo siento”. El catalán estaba centrando sus esfuerzos en el DTM (alemán de turismos), pero la llegada de Glock se lo ha complicado. Y no dirá nada relacionado con Pirelli (que le quiere y le espera) hasta que se le cierren todas las puertas para volver a competir.