También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El inicio del puente de mayo estará pasado por agua

La situación atmosférica de este viernes 28 y sábado 29 de abril, estará marcada por el acercamiento de una pequeña borrasca al suroeste peninsular. Para el inicio de mayo, los días 1 y 2, se espera una gradual disminución de la inestabilidad

Llueve en la calle mientras unas personas se cubren con...
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

El inicio del puente de mayo estará pasado por agua debido al acercamiento de una pequeña borrasca al suroeste peninsular este viernes 28 de abril y sábado 29 aunque, con el paso de los días, se producirá una gradual disminución de la inestabilidad que dará paso a una paulatina disminución de la nubosidad, las precipitaciones y a un ascenso de las temperaturas diurnas, según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En todo caso, la AEMET ve "muy probable" su presencia en el entorno del sur de Portugal. Esta baja inducirá un flujo de aire de componente sur, cálido, húmedo e inestable, que progresivamente reemplazará al aire frío y seco instalado en la Península y Baleares durante los días anteriores, que va a provocar un descenso de las temperaturas de hasta 15ºC.

Como consecuencia, este viernes se prevén lluvias y chubascos en el sur peninsular, que se irán extendiendo hacia el norte de modo que el sábado afecten a gran parte del interior peninsular. Las precipitaciones se esperan más intensas en zonas del suroeste y en el entorno del Estrecho, con chubascos localmente fuertes y ocasionalmente con tormenta, y el sábado probablemente persistentes en el oeste del Sistema Central. Las zonas de menor probabilidad de precipitaciones, dice la AEMET, corresponden el viernes a la mitad norte peninsular y el sábado a Galicia y extremos norte y este de la Península. -Además, señala que las Islas Baleares muy probablemente no se verán afectadas por estas precipitaciones.

En cuanto a las temperaturas, aunque este viernes todavía habrá heladas de madrugada en zonas de montaña y en la meseta norte, el viento del sur contribuirá a una recuperación importante de las temperaturas a lo largo de estos dos días. Y respecto a las islas Canarias es muy probable el aumento de la inestabilidad con precipitaciones, más probables en las islas occidentales.

CON MAYO ACABA LA INESTABILIDAD

Para el domingo 30 de abril, es probable que otra borrasca atlántica, más profunda y con un frente frío asociado, recorra la Península de oeste a este. Este escenario principal tiene aproximadamente un 80% de probabilidad y daría lugar a lluvias generalizadas en las vertientes atlántica y cantábrica, que serán menos probables en la mediterránea y Baleares.

Otras opciones minoritarias muestran la borrasca más lejos, con un frente menos activo o también una continuación del tiempo inestable de los días anteriores. El viento de componente oeste originará pocos cambios en las temperaturas, salvo en el área Mediterránea, donde subirán claramente. En Canarias, se prevé un flujo de componente norte que producirá nubosidad abundante y posibles lluvias débiles en el norte del archipiélago. Las temperaturas continuarán descendiendo.

Al inicio de mayo, los días 1 y 2, se espera una gradual disminución de la inestabilidad que implica la desaparición de la nubosidad y de las precipitaciones y una subida de las temperaturas diurnas en la mayor parte de la península y Baleares. En cualquier caso, la AEMET puntualiza que el lunes con un 20% de probabilidad se puede mantener la situación de inestabilidad del domingo mientras que en Canarias es muy probable que se establezca una situación de alisios flojos.

Lo más visto