También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Frente a la represión, resistencia

Venezuela vive una situación política de excepción. La oposición liderada por Capriles no reconoce al Presidente Maduro y exige una auditoría que permita demostrar el fraude electoral. Maduro, por su parte, se ha proclamado presidente por la vía de la urgencia para evitar que el paso de los días corra a favor de la oposición. Maduro, su Gobierno y el presidente del Parlamento se han convertido en los cancerberos de la herencia chavista. Ninguno de ellos goza del carisma y la inteligencia de Hugo Chávez, así que solo mediante la represión y la violencia pueden gobernar el país. Las amenazas de cárcel contra Henrique Capriles, las agresiones físicas contra once diputados de la oposición durante la última sesión de la Asamblea Nacional y el encarcelamiento del general retirado Antonio Rivero son solo algunas de las muestras del estilo de Maduro.El oficialismo sabe que el pueblo venezolano no le dispensa la misma adhesión de la que gozaba Chávez, lo que le sitúa en una posición de debilidad que le lleva a usar la violencia contra la oposición para seguir manteniéndose en el poder. Capriles, la oposición y los venezolanos que optaron por el cambio político se enfrentan a una dura disyuntiva: o resisten o se resignan. Todo parece indicar que han optado por la resistencia y que asumen las consecuencias. Lo que nadie sabe es cuánto tiempo podrán resistir Maduro y sus gentes la presión de la mayoría de la sociedad venezolana.

Lo más visto