También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 1ª Feria de Cuenca

Dos triunfan, uno cautiva

Los diestros José María Manzanares y Miguel Ángel Perera salieron este sábado triunfadores del primer festejo de la feria de San Julián de Cuenca, en el que Morante de la Puebla protagonizó una gran faena al cuarto toro.
Manzanares y Perera en su salida a hombros este domingo...
Manzanares y Perera en su salida a hombros este domingo en Cuenca. JULIO PALENCIA

La primera de faena de Morante no tuvo apenas historia. El toro, sin fuerzas, perdía las manos cada dos por tres, sino se derrumbaba, motivo por el que el sevillano se dobló brevemente con él antes de irse a por la espada.En el cuarto, en cambio, llegó lo grande. Una faena marca de la casa de Morante de la Puebla, que no brilló con el capote, pero sí con la franela en una labor de gusto, aroma, y suma lentitud en la interpretación, donde se le vio a gusto de verdad, enronscándose al toro en cada muletazo.Le cambie el semblante al Morante, y eso trasciende a la gente, que quedó boquiabierta cuando realizó en desplante rodilla en tierra ya en las postrimerías de faena. La espada cayó baja, posiblemente el motivo por el que el presidente le denegó el segundo apéndice.Manzanares cortó la primera oreja de la tarde al segundo toro, primero de su lote, al que cuajó muy bien de capote y al que aprovechó convenientemente en la muleta en una faena de belleza y profundidad hasta que su alegre y pronto antagonista acabó rajándose.Otra oreja paseó Manzanares del cuarto, premio, sobre todo, por la gran estocada final ya que la faena, llena de desajustes y precauciones, tampoco fue lo que se dice lucida, también por la poca clase del astado, que complicó mucho la labor del alicantino.Perera mostró en su primero su gran nivel. Faena de tenacidad y sapiencia ante un toro que no se definió de salida y al que el extremeño fue metiendo poco a poco en la muleta para acabar firmando una meritoria labor.Antes se había lucido Perera en unas verónicas a pies juntos en el recibo y en un inmenso quite de hasta siete chicuelinas tras el tercio de varas. Muleta en mano imprimió temple y mando a su quehacer para ir ahormando la embestida de un astado que se movió sin clase. Pudo haber "tocado pelo", pero la espada no fue su aliada.En el sexto sí le funcionó la tizona a Perera, que volvió a protagonizar una notable faena en la que se jugó el tipo de verdad en un sincero arrimón. Cortó dos orejas. FICHA DEL FESTEJO Cuenca, sábado 23 de agosto de 2014. 1ª de Feria. Casi lleno. Tres toros -primero, quinto como sobrero y sexto- de Torreherberos y otros tantos -segundo, tercero y cuarto- de Torrehandilla, parejos de hechuras y cómodos por delante, y de juego variado, aunque ninguno de los seis acabó de "romper" lo suficiente. Morante de la Puebla, silencio y oreja. José María Manzanares, oreja y oreja. Miguel Ángel Perera, ovación y dos orejas.