También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Operación a nivel europeo

Un detenido en Vila-real por formar parte de una banda que robaba tractores en Francia

La Guardia Civil en el transcurso del operación “Tractor 87” desarrollada en diversos países de la UE en colaboración con la Gendarmería francesa y las policías de Alemania, Rumanía y Austria; coordinada por Eurojust y apoyada por Europol, ha procedido a la detención de 4 personas, una de ellas en Vila-real.

Las investigaciones se iniciaron en los primeros meses de 2012 cuando la Gendarmería francesa detectó un considerable incremento de robos de tractores en concesionarios de ese país.   Tras las primeras investigaciones se pudo determinar que los presuntos autores materiales de los hechos, de nacionalidad rumana, pudieran residir en España, por lo que los investigadores franceses trasladaron la información a la Guardia Civil, que puso en marcha una operación de identificación y ubicación de las personas implicadas.   Después de varios meses de investigaciones en España, los agentes identificaron a 4 personas residentes en Salou y Vila-seca (Tarragona), Cervera (Lleida) y Vila-real, las que en connivencia con otros compatriotas residentes en Rumanía se  encargaban del robo de los tractores y de su maquillaje (cambios de números de bastidor, sustitución de pintura por otro color, etc.), para posteriormente comercializarlos al 50% de su valor real en otros países de la UE.    En primer lugar, el grupo llevaba a cabo en Francia una búsqueda  para localizar concesionarios de tractores susceptibles de ser robados.    Tras ubicar y reconocer las medidas de seguridad de los concesionarios, vías de acceso y huida de las poblaciones, etc.,  la célula asentada en España, autora material de los robos, contactaba con otros ciudadanos rumanos  propietarios o conductores de camiones tipo “góndola o caja cerrada”, concretando una fecha, hora y lugar para reunirse en las proximidades de los concesionarios donde se llevaría a cabo el robo.   Tras violentar los sistemas de alarma del concesionario, puertas, rejas,  etc., el grupo desplazado desde España accedía a  su interior, poniendo en marcha los tractores mediante el uso de llaves maestras.   Una vez que los tractores estaban en el exterior del concesionario,  eran cargados en el camión-góndola que se hallaba en las proximidades, el que los trasladaba a Rumania y algún otro país limítrofe donde eran maquillados antes de su venta en diversos países de la UE.