También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
BALONMANO | Un mal día para el Adesal

El Bera Bera deja huella en La Fuensanta

El Bera Bera deja su impronta en La Fuensanta de campeón anulando al Adesal en todas las facetas. Arantza Marín fue trasladada en ambulancia tras un fuerte golpe en la cabeza al comienzo de la segunda parte.

El Adesal sabía que tenía que hacerlo todo perfecto para tener opciones ante el Bera Bera, aunque también necesitaba que al líder de la Liga no le saliera su partido. Sin embargo, el cuadro donostiarra no cumplió con esa parte y aceleró su trámite para acercarse al título. Sin duda, la derrota entraba en las previsiones en función a los objetivos de uno y otro equipo. Por lo tanto, la escuadra fuensantina sólo tendrá que preocuparse de recuperar la imagen de semanas anteriores en los próximos compromisos ligueros en los que sí se verá contra adversarios más cercanos. Entonces, deberá mostrar su verdad. Si cabe, el momento más triste llegó en un lance más allá del partido. Y es que Arantza Marín tuvo que ser evacuada en ambulancia tras caer de mala postura sobre el suelo tras un desplazamiento de María Núñez al principio de la segunda parte. El primer diagnóstico hablaba de un latigazo cervical, si bien la jugadora quedó hospitalizada. En cuanto al partido, tuvo poca historia. Concretamente, la que el Bera Bera quiso. Porque le costó en los primeros minutos del choque. Pero en cuanto Eli Pinedo emergió su equipo empezó a tomar distancia. Y a su calidad se unieron la dirección de Elorza y las paradas de Ana Temprano. Así, el marcador fue creciendo a favor de las visitantes sin que el juego ofensivo del Adesal ofreciera demasiadas respuestas. Pero no relajó al grande, que impuso su particular ley. Con los 10 goles de desventaja que marcaba el electrónico, la segunda parte comenzó con un Bera Bera relajado. Mientras que el Adesal encontró los mejores minutos defensivos, llegando a tener a su rival diez minutos sin anotar. Ahí se lució Meriem Ezbida, la mejor del Adesal. Sin embargo, al equipo le costó marcar, llegando a desaprovechar algunas fases de superioridad numérica. Además, el susto de Arantza Marín dejó todo en segundo plano. Por lo tanto, los visos de remontada eran realmente complicados. De hecho, el Bera Bera terminó el partido con su primera unidad para inflar la distancia al final entre unas y otras. Así cumplió con su propósito en Córdoba, mientras que el Adesal sabe que su carrera hacia la permanencia regresará de nuevo en Valladolid.

Lo más visto