También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CICLISMO | Dauphiné Liberé

Bardet asusta antes del Tour

El francés se luce en Pra Loup. Van Garderen se coloca líder y ceden Nibali y Valverde.
Bardet levanta los brazos tras cruzar la meta (letour.fr)
Bardet levanta los brazos tras cruzar la meta (letour.fr)

En un alarde de fuerza y valentía, el joven francés de 24 años Romain Bardet (Ag2r) se ha impuesto con brillantez en la quinta etapa del Criterium del Dauphiné disputada entre Digne-les-Bains y Pra-Loup, de 161 kilómetros, en la que el estadounidense Tejay Van Garderen (BMC) se ha vestido de líder. Bardet ha logrado su principal victoria profesional con una espectacular y arriesgada bajada del Col D'Allos que le dio la renta suficiente para coronar después en solitario la cima de Pra Loup. La perla francesa resistió la batalla entre los favoritos, donde aguantaron Van Garderen, segundo a 36 segundos y el británico Chris Froome (Sky), tercero a 40. Tras ellos hizo cumbre Beñat Intxausti, más fuerte que su jefe de filas Alejandro Valverde, quien perdió 1:53 minutos, e incluso que el italiano Vincenzo Nibali (Astana), agotado a 1:59. El ciclista vizcaíno, que mantiene la forma adquirida en el Giro, saltó a la segunda plaza de la general, a 17 segundos de Van Garderen y 3 por delante de Bardet. Entre los grandes nombres Froome fue el mejor. Sacó provecho de un tremendo trabajo de su equipo en los dos últimos puertos que doblegó a Valverde y Nibali. El ciclista de origen keniano aún atacó a 1.500 metros de la pancarta para irse en busca de Bardet. No pudo alcanzar al galo, y además se le pegaron a rueda Van Garderen e Intxausti. Tampoco logró superar al americano, que le rebasó en los últimos metros, pero se llevó la victoria moral de ganar el pulso a los que serán sus rivales en el inminente Tour de Francia. Froome es quinto en la general y aventaja en 47 segundos a Valverde, 52 a Nibali y 1:02 minutos a Purito Rodríguez. Bardet rubricó un día de gloria en la primera de las cuatro jornadas consecutivas de montaña, la que estaba marcada para empezar a sacar conclusiones entre la jerarquía de la carrera. La etapa se coció en el penúltimo puerto, el Col D'Allos (1a), un ascenso de 14 kilómetros donde el pelotón dirigido a toda máquina por el Sky anuló la fuga de 7 hombres que se formó en el kilómetro 4, cuando aún resistían Serry, Sicard y Wellens. A un kilómetro de la cima saltó Bardet y abrió hueco, pero su hazaña se cimentó en un descenso a tumba abierta irresistible para el grupo perseguidor, donde seguía el Sky marcando la pauta con Nibali bien colocado en las primeras posiciones. Bardet, jugándose el tipo en cada curva, se puso a pie de Pra Loup con 1.26 minutos de ventaja. Restaban 6,2 kilómetros cuesta arriba. Lejos de ceder, aguantó la diferencia hasta asegurarse la victoria. La renta bajo cuando se desencadenó la batalla por detrás. Cuando el Sky terminó el trabajo con Poels y Roche de locomotoras, tomó la palabra Froome, que arrancó disparado por la etapa y el liderato, pero sobre todo para asestar un duro golpe a Nibali y Valverde, que rápido mostraron debilidad. Ni el siciliano ni el murciano se cebaron y optaron por llegar a su ritmo. En río revuelto pescó Van Garderen, que heredó el maillot amarillo de su compañero Roah Dennis. Mientras, tumbado en el suelo y tan feliz como exhausto, Bardet, sexto en el Tour de Francia 2006, disfrutaba de su mayor alegría desde su debut profesional en 2013. En la misma cima donde llegará la 'grande boucle' en la próxima edición. A veces los sueños se repiten. Este viernes se disputa la sexta etapa entre Sain Bonnet-en-Champsaur y Villard-de-Lans, de 183 kilómetros, con seis puertos, el más complicado el Col du Rousset (1a) y final en un tercera, con 2,2 kms de ascenso hasta meta.

Arrieta asegura que Valverde ha acusado "el regreso a la competición"

José Luis Arrieta, director deportivo del Movistar en el Dauphiné, ha dicho que las dificultades de Alejandro Valverde en la quinta etapa fueron consecuencia "del retorno a la competición y del ritmo impuesto por el Sky" de Chris Froome. El británico fue el beneficiado de la jornada al alejar en la general al murciano en 47 segundos.

"Las dificultades han sido consecuencia de la vuelta a la competición, ya que siempre hay que volver a coger el ritmo, y del ritmo que ha puesto Sky desde Allos. Se ha visto cómo mucha gente ha acabado en dificultades, no sólo el propio Alejandro, sino hombres importantes como Nibali y Péraud", ha apuntado Arrieta.

El técnico de la escuadra española ha aclarado que Valverde ya lo había pasado mal en el puerto anterior, pero destacó la etapa de Beñat Intxausti, segundo en la general tras ser cuarto en la cima de Pra Loup.

"Beñat ha respondido muy bien, en la línea que terminó el Giro. Ojalá pueda sacarse la espina con la que acabó, al margen de la victoria de etapa. Las etapas que vienen serán todas complicadas; quizás no tanto mañana, que es más suave, pero sí todo el fin de semana, en especial el sábado", ha indicado.

Arrieta ha afirmado que el equipo irá "día a día". La Dauphiné es una carrera "donde los horarios también añaden algo de esfuerzo. Este viernes, por ejemplo, hemos de hacer traslado a la salida desde las siete de la mañana y eso también se acusa, pero veremos cómo se plantea el fin de semana", ha concluido.

Lo más visto