También en directo
Ahora en vídeo
Por 5 millones de euros

El Ayuntamiento de Peñíscola adjudica la gestión de la zona azul

Esta semana la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Peñíscola ha adjudicado, tras el procedimiento preceptivo de licitación pública, la concesión de la gestión de la zona azul en el municipio.

De 

La adjudicataria, DORNIER, será la empresa que gestionará durante cinco años, con posibilidad de dos años más de prórroga del contrato, las plazas de aparcamiento restringido en la ciudad.   A partir de la segunda quincena de junio este año y hasta el 31 de octubre, al término de la temporada turística, entrará en vigor el funcionamiento de la zona ORA que a partir del nuevo contrato reducirá las 16 zonas actuales de aparcamiento a 5, “lo que permitirá que los residentes con tarjeta para la exención del pago puedan aparcar en muchas más calles y espacios de los permitidos hasta ahora, ya que cada zona abarca entre tres y cinco zonas de las anteriores”, así ha explicado el edil de Gobernación, Alfonso López el beneficio para los vecinos de la localidad de este cambio. Recordamos que los empadronados en Peñíscola y cuyo impuesto de circulación esté en vigencia en las arcas municipales disponen de una tarjeta que les exime del pago de la zona azul en la zona que elijan, “de este modo quienes anteriormente podían aparcar en la Plaça de Bous, ahora podrán hacerlo también en el Centro de Estudios y Avenida Akra Leuke, por ejemplo”.   Pero no sólo en esto beneficia el nuevo contrato a los vecinos de la ciudad, el Ayuntamiento ingresará en las siete anualidades previstas casi cinco millones de euros en concepto de canon por la concesión de esta actividad, que la empresa pagará anualmente en pagos de 701.000€ antes del inicio de la temporada.   Además, la concesión amplía la restricción de aparcamiento a seis meses lo cual “permitirá el incremento de la rotación de vehículos en zonas de mayor actividad lúdica y comercial desde Semana Santa hasta el final de la temporada en octubre” ha ampliado el edil. El alcalde, Andrés Martínez, ha destacado también la importancia de la ampliación del servicio en tanto en cuanto supone la contratación de una treintena de parados del municipio para el control y gestión de los aparcamientos durante los seis meses que dura anualmente la concesión.   Del mismo modo, el primer edil ha querido incidir en “la importancia de la gestión municipal en la tramitación y adjudicación de esta concesión”, ya que el Ayuntamiento ha pasado de ingresar de canon 230.000€ a 701.000€, “sin causar prejuicio alguno a la vecindad y facilitando la rotación de los vehículos de los turistas y visitantes en las zonas de mayor actividad económica del municipio”.

Lo más visto