• Jueves, 30 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Un moroso ha saldado una deuda de 4,3 millones de euros aportando 85 obras de arte

El exdirector de la Agencia Tributaria asegura que el método es "poco frecuente" y restrictivo: "Catalogada, inscrita en el Registro de Bienes y Patrimonio y de precio razonable"

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12 abr 2024

Un ciudadano ha saldado una deuda de 4,3 millones de euros con la Hacienda de Álava aportando 85 obras de arte. Los cuadros provenían de la colección de la Fundación Celaya. Aunque no se han dado a conocer los nombres de las mismas, las aportaciones han sido las siguientes: cuatro series completas de grabados de Francisco de Goya valoradas en 1,5 millones de euros; varias obras de Ignacio Díaz de Olano, valoradas en casi 500.000 euros o un tríptico histórico de la Guerra Civil de Aurelio Arteta, valorada en 1,2 millones de euros.

Poco frecuente, pero legal

En 'Trece Al Día', el exdirector de la Agencia Tributaria, Igancio Ruiz-Jarabo ha analizado este método "tan poco frecuente" de saldar una deuda con Hacienda. "Es bastante infrecuente, aunque no es lo mismo, patrimonio y liquidez suelen ir de la mano. Los requisitos son restrictivos. El Estado no quiere cualquier obra de arte, es decir, tiene que estar catalogada, inscrita en el Registro de bienes delPatrimonio Historico Artístico Nacional, tiene que resultar interesante su incorporación a la institución, y, además, su precio tiene que ser razonable y conveniente para el Estado. Si esto no se cumple, no se pueden pagar los impuestos con obras de arte", explica Ruiz-Jarabo.

Los trámites, como explica el economista, son complejos desde el primer momento. "El deudor, cuando solicita que se le admita el pago con una orba de arte, propone una valoración. Después, hay una comisión paritaria que decide si interesa o no adquirir el cuadro y el precio por el que interesa adquirlo. Evidentemente, en esa comisión, cuando hablamos de fijar el precio, el peso lo tienen los representantes del Ministerio de Cultura", añade el exdirector.

Pensado para el Impuesto de Sucesiones

Ignacio Ruiz-Járabo, conocedor de primera mano de este tipo de trámites, estuvo dos años al frente de la dirección de recaudación de la Agencia Tributaria. "Firmé dos adquisiciones de obras de arte cuando ocupé el puesto. Fue una pequeña colección de Goyas, cinco o seis, y el otro caso fue un cuadro de Juan Gris", asegura el economista.

En este caso, explica que estas adquisiciones al Estado fue para el pago del Impuesto de Sucesiones. "En su día se pensó que esto sería conveniente para el pago de este impuesto, es frecuente que alguien que hereda un patrimonio elevado, pueda tener una cuenta corriente con pocos números. En este caso, se le concede la posibilidad para facilitar el pago de impuestos. Gracias a este mecanismo, el Estado dispone de varios Goya, Picasso u obras de Mariano Fortuny", considera Jarabo.

Además, Ruiz-Jarabo "pone un pega" al método de saldar así una deuda con Hacienda. "Es una forma de sortear o quebrar la comeptencia del Congreso a la hora de aprobar los Presupuestos Generales. Con este procedimiento, el presupuesto se desborda", concluye el economista.

El valor del patrimonio

La valoración de las obras entregados ha variado significativamente a lo largo del tiempo. En un primer lugar, la cesión de esta colección a la Diputación se valoró en 2,3 millones de euros. Sin embargo, después, la tasación que acompañó al pago de la deuda ascendió a 4,3 millones de euros, con revisiones posteriores que confirmaron la cifra. Las obras ahora forman parte del patrimonio público y se pueden ver en el museo de Bellas Artes de Vitoria-Gsteiz.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo

TR3CE

La programación actual no permite su emisión online. Escucha COPE pinchando aquí.

Reproducir