Santoral

Santa Margarita María de Alacoque

Nace en Autun (Francia) el año 1647. En su empeño por alcanzar la perfección espiritual, ingresa en el Convento de la Visitación de Paray Le Monial

El verdadero Amor de Dios brota de su Divino Corazón y del trato con Él en la Eucaristía. Hoy celebramos a Santa Margarita María de Alacoque que profundizó en todo esto. Nace en Autun (Francia) el año 1647. En su empeño por alcanzar la perfección espiritual, ingresa en el Convento de la Visitación de Paray Le Monial.

Antes había conocido unas familiares directas suyas que eran Ursulinas, pero no sentía que ese fuese su lugar de santificación. Por eso ya entró en las Visitandinas. La Eucaristía y el Rosario fueron las dos fuentes de su trato diario con el Señor y la Virgen. En un gesto de suprema unión con Cristo, el Divino Corazón de Jesús se le apareció mostrándole su Amor a los hombres, un Amor que no encuentra muchas veces la respuesta debida.

El santoral de hoy, viernes 16 de octubre

De esta forma, se preocupó de que la devoción al Sagrado Corazón se extendiese por toda la Iglesia y encontrase cabida por todo el mundo. Entre las cosas que le dijo el Sagrado Corazón fue rezar por la conversión de las almas a las que Él mostraba su Misericordia y no siempre era correspondido. Un día Cristo se le presentó en un Trono rodeado de llamas que simbolizaban su Amor y junto a esas llamas aparecían espinas, fruto de las ingratitudes de los hombres.

El Señor le ofreció en sus apariciones tres maneras para alcanzar la santidad de vida: la pureza de costumbres y la rectitud de conciencia, así como la obediencia a los superiores y la Santa Cruz como el mejor consuelo ante las dificultades que pudiesen surgir. Ella siempre repetía: “Nada quiero de Cristo más que su Pasión y su Cruz. Esto me basta para ser una buena Religiosa”. Santa Margarita María de Alacoque muere el año 1690.