Volver

Santoral

El santoral del 2 de septiembre: San Antolín, Patrono de Palencia

La tradición le sitúa como un artesano encargado de realizar tallados de piedra. Junto a él había otros talladores dedicados a esculpir divinidades idolátricas

El precio de seguir el Evangelio se puede pagar muy caro frente a los intereses creados. La disyuntiva de servir al Dios Verdadero o a los ídolos supone elegir entre la Verdad o el engaño. Hoy conmemoramos a San Antolín de Amiens que tuvo que ponerse en esta situación ante las circunstancias que le tocaron vivir.

La tradición le sitúa como un artesano encargado de realizar tallados de piedra. Junto a él había otros talladores dedicados a esculpir divinidades idolátricas. Su enfado con los adoradores de dioses paganos en la ciudad le obligan a marcharse, encontrando un ermitaño que le acoge. La situación era escoger: o quedarse en la ciudad siguiendo el camino que trazaban los intereses mundanos, o marcharse con todas sus consecuencias. Antolín optó por esta segunda.

El santoral de hoy, miércoles 2 de septiembre

No obstante, alberga esperanzas de cambio. Pero cuando retorna a la urbe contempla cómo se había incrementado la adoración a los dioses, lo cual le provoca un gran malestar hasta el punto de que destruye muchos de esos ídolos. Por ello debe huir con más urgencia que la vez anterior. En este momento el obispo le encarga que levante una Iglesia, lo que le cuesta que los enemigos de la Fe y de él, tramen su muerte y le asesinen. Sus reliquias llegaron a Palencia.

Fue el rey Don Sancho quien las encontró. Durante una cacería persiguió a un jabalí hasta una cueva. Allí le encontró y cuando le iba a dispar una flecha se le paralizó la mano, entendiendo que pisaba lugar sagrado. Por ello prometió edificar un templo allí si se curaba, petición que se cumplió. De ahí surge la Catedral de palentina dedicada a San Antolín.