SANTORAL 6 SEPT

Nuestra Sra. de Guadalupe, Extremadura: la Virgen que salió de la tierra para pedir un templo

La imagen de esta advocación mariana se enterró en el siglo XIII para protegerla de la profanación de los musulmanes. Así se mantuvo hasta que un pastor la encontró y la acabaron coronando Señora del lugar. 

ctv-ki4-ntra-sra-guadalupesp

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 06 sep 2018

Hay nombres que pueden referirse a una misma persona, pero que cada uno tiene su connotación particular. En el caso de hoy, la Advocación mariana que traemos es Nuestra Señora la Virgen de Guadalupe. Inmediatamente se nos pasará por el pensamiento la imagen colonial de México, pero para esa celebración quedan varios meses.

En este caso entramos en otra denominación también de Guadalupe. Hoy, se trata de la Virgen que da nombre al pueblo extremeño de la provincia de Cáceres y de la Diócesis de Toledo. La historia nos traslada a los tiempos primitivos del cristianismo. Esta tradición señala que se trata de una imagen descubierta en el siglo XVI, pero atribuida a la etapa del evangelista San Lucas.

Se cuenta que la Virgen quiso dejar varias imágenes hechas y una de ellas fue esta. Gregorio, que entabló gran amistad con San Leandro en Bizancio en el siglo X , fue elegido Papa a la muerte de Pelagio II y le regaló a San Isidoro esa imagen cuando estuvo en Roma con la idea de hacérsela llegar a su hermano Leandro. Durante la invasión musulmana fue sacada y enterrada para evitar su profanación.

La imagen permaneció tiempo bajo tierra hasta que un pastor de la actual Guadalupe la encontró en el siglo XIII. Él se encontraba con sus vacas en terrenos de pasto y echó en falta una de ellas. Como en la parábola, él también fue a buscarla. Cuando la encontró, halló también la imagen de la Virgen, que le señalaba ese terreno como el lugar donde deberían construir un templo para devoción de todos los creyentes.

Al llegar al pueblo, aquel pastor encontró a una mujer llorando porque su hijo había muerto. Ese fue el primer milagro de la Virgen de Guadalupe, que resucitó al joven. Agradecido, fue quien encabezó una marcha al lugar donde iba a construirse el templo. Ese es el origen del Monasterio extremeño de la Virgen de Guadalupe, hoy regido por Franciscanos. 

Lo más