SANTORAL 15 JUNIO

La Santa que se preocupó por la dignidad de la mujer

Santa María Micaela del Santísimo Sacramento fue ayudada en su vida por la guía espiritual del Padre Claret.

Dignidad de la persona

Jesús Luis Sacristán García

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15 jun 2019

La realidad social de cada momentos lleva una llamada interna de Dios a decir sois la luz del mundo. La luz hay que llevarla en forma de buenas obras que es una entrega total para mostrar el rostro amoroso del Señor. En la mitad del mes, celebramos a Santa Mª Micaela del Santísimo Sacramento que así lo hizo. 

Nacida en Madrid el año 1809, tuvo que pasar por una infancia en la que murieron sus padres y algunos de sus hermanos. Otras dos hermanas también sufren diversos contratiempos, lo que también repercute en la vida de Micaela. Tras una educación seria, su noviazgo termina con el alejamiento de su pretendiente, y ella va con su hermano a París y Bruselas donde ejerció como Embajador.

Tal es su espíritu de paz que logra reconciliar en Burdeos a unas monjas con su Arzobispo. A pesar de tantas recepciones, nunca olvidó su Amor a Cristo. En una visita a un hospital de San Juan de Dios, pudo comprobar la situación de mujeres que vivían en malas condiciones. Así se siente llamada por Dios a abrir una casita que acoja a estas mujeres para librarles de la mala situación en que estaban y la propia Mª Micaela se va con ellas para darles el alimento espiritual de cada día, explicándoles la Palabra de Dios.

Muchas son las dificultades por las que pasa hasta que toma como Director Espiritual al Padre Claret que le hace perseverar en su vida interior, fundando el Instituto de Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad. Muere en agosto de 1865.

Lo más