SANTO 12 NOVIEMBRE

San Josafat: El obispo mártir por la Fe en el Dios que une

Hoy recordamos al Obispo San Josafat, converso y mártir.

San Josafat: El obispo mártir por la Fe en el Dios que une
Jesús Luis Sacristán

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09 nov 2019

En este mes de Todos los Santos, entre los anónimos que celebrábamos el día 1 de noviembre no faltan aquellos que son mártires y que se encarga la propia Escritura en el Libro del Apocalipsis de recordar que ellos han blanqueado su vestidos en la Sangre del Cordero. A ellos se une el que hoy celebramos: San Josafat. Nacido en Vlomir (Volinia), su bautizo tuvo lugar en la iglesia bizantina, separada de Roma.

Su tradición y aparente futuro estaban crecer como un verdadero cristiano desde la confesión ortodoxa. Pero los hechos hicieron ver que la Providencia reservaba un magnífico premio para este joven, una vez se hubiese convertido. El gran deseo de formación le lleva a Vilna, donde conoce la Fe católica adhiriéndose a ella. Desde entonces anhelaba que los ortodoxos abrazasen el catolicismo. 

Para lograrlo, la oración y la penitencia son sus principales armas, ingresando en el Monasterio de San Basilio. Sintiendo la llamada del Cielo, se ordena sacerdote y ejerce el ministerio por diversos lugares. El Papa Paulo V, le nombra Obispo de Polotsk. En este servicio pondrá todo su celo pastoral en bien de las almas. Pero los enemigos de la unidad, entre los que se encuentra el obispo ortodoxo Melecio, se acercan hasta Roma para contrarrestar la tarea de Josafat. Sin embargo no logran tener la aceptación debida.

Tanto crece el odio hacia el Santo, que traman un plan para asesinarle, lográndolo y arrojando su cuerpo al río. Después de cinco días aparece el cadáver, llevándole a la catedral de su Diócesis. Pero su martirio es semilla de conversión, logrando que Melecio abrace el catolicismo, después de un proceso de conversión y haga profesión de Fe ante el Papa.

Lo más