SANTO 21 NOVIEMBRE

La Presentación de la Virgen: María, Nueva Eva, preludia a Cristo nuevo Adán

Hoy recordamos una festividad mariana trascendental en este mes: la Presentación de la Virgen. Sobre su sentido y origen hablamos.

La Presentación de la Virgen: María, Nueva Eva, preludia a Cristo nuevo Adán
Jesús Luis Sacristán

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:08

Todo acontecimiento tiene su preludio. Y en la Historia de la Salvación también se da esto. Cualquier Ministerio de Dios en la vida del hombre viene marcado por los preparativos que el Señor hace para llevar a cabo ese hecho extraordinario dentro de lo ordinario. Hoy nos encontramos con otra de las muchas celebraciones marianas que tiene el Santoral: La Presentación de la Virgen. Con este día, La Iglesia precisamente nos indica cómo la Providencia prepara a María para su misión de ser la Nueva Eva. 

Es una antiquísima tradición la que cuenta cómo la Virgen Niña hizo una dedicación de sí misma a Dios. Así se presenta en el Templo de Jerusalén, llevada por sus padres Joaquín y Ana, y movida por el Espíritu Santo, de cuya Gracia estaba llena desde el primer instante de su Inmaculada Concepción. Allí le dejaron un tiempo con otras niñas para ser educada en la espera del Salvador.

El inicio de esta celebración de la Presentación de la Virgen data del año 543 con la Dedicación de la Iglesia Santa María la Nueva en JerusalénPor ello desde el siglo VI se empieza vivir en Oriente. En 1372 el canciller de la corte del Rey de Chipre va como embajador a Avignon donde contará al Papa Gregorio XI el fervor por dicha Fiesta en Grecia. Entonces el Pontífice la introduce en Avignon y Sixto V extiende a toda la iglesia la festividad de la presentación de la Virgen. 

Este día admirable para todos los creyentes nos recuerda la cantidad de dones con que el Altísimo llenó a María. Precisamente Ella cuando entone el Magníficat en casa de Zacarías e Isabel, proclamará: “El Poderoso ha hecho obras grandes por mí”. Pero ya antes de la Visitación, cuando el Arcángel Gabriel le anuncia que será la Madre del Salvador, le saluda como llena de Gracia.

Lo más