Santoral

Miércoles de Ceniza: del ayuno a La Victoria Definitiva

Recuerda el Señor en el Antiguo Testamento que "Ahora es Tiempo de Gracia y mometo de Salvación”.Precisamente hoy es Miércoles de Ceniza, jornada con la que da comienzo la Cuaresma, Tiempo Litúrgico que nos prepara para la Resurrección del Señor. Cuarenta son los días que estuvo Cristo ayunando con sus cuarenta noches, preparándose a la misión de dar la vida por todos los hombres.

También cuarenta fueron los años que caminó Israel por el desierto en el Antiguo Testamento hasta llegar a la Tierra de promisión, que manaba leche y miel. Y cuarenta son los días que nos separan del Misterio Pascual, el Eje de nuestra Fe. “Por mi vida –Oráculo del Señor-, no quiero la muerte del pecador, sino que se convierta de su conducta y que viva”, recordará también el Dios Altísimo por boca del Profeta Isaías.

En la Liturgia de este miércoles, impone sobre la cabeza de los cristianos la Santa Ceniza, en señal preparación para la Fiesta de la Salvación. Así lo hacían en el Antiguo Testamento los patriarcas cuando buscaban el perdón de Dios por sus culpas. Durante este periodo, el color litúrgico utilizado en las celebraciones es morado, suprimiéndose también el Aleluya y el Canto del Gloria, para que cobren mayor importancia en la Pascua.

La Cuaresma es un periodo que oscila entre marzo y abril. Todo esto gira en torno a la Resurrección del Señor, ya que Cristo muere y resucita en Nisán. Este era el mes de la luna llena primaveral cuando Israel salió de Egipto. Entonces la Iglesia fija el primer domingo de luna llena primaveral después del 21 de marzo es la Pascua. Cuarenta y seis días antes la Cuaresma – sin contar domingos que no son penitenciales salen cuarenta- y ocho días antes empieza la Semana Santa.

dd/mm