Religión COPE estrena 'Diario de un misionero' en Costa de Marfil

Ramón Lázaro Esnaola tiene 51 años y es misionero en Costa de Marfil. A partir de ahora, contará cómo es su día a día en la misión para Religión COPE

Religión COPE estrena Diario de un misionero en Costa de Marfil

Religión COPE estrena 'Diario de un misionero' en Costa de Marfil  

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 05 nov 2018

"Hola, soy Ramón. Nací en el 67 y desde el 97 soy cura...". Ramón Lázaro Esnaola llegó a Costa de Marfil en 2001. Misionó durante siete años en Dianra al norte del país y "me tragué toda la guerra".

Parece que a pesar de todo el trabajo y las condiciones de este lugar, no se cansó de trabajar para los demás. Después de 'Côte d'Ivoire' -como llama él a Costa de Marfil- estuvo tres años y medio en Kinshasa. 

Ahora ha vuelto a su primer destino, es superior de los Misioneros de la Consolata y asegura que su vida "no es tan seductora". A pesar de ello tendrá su propio espacio aquí, en el nuevo Portal de Religión de la Cadena COPE. Cada semana tendremos en exclusiva 'su diario'.

¿Cómo es la vida de un misionero? ¿Qué hacen cada día en su misión? Lo descubriremos con Ramón. Día a día.

Miércoles, 31 de Octubre

Llevo un par de días más metido en cosas de la Consolata, cuentas, recados, compras, oraciones,... Hoy hemos celebrado la fiesta de una misionera que se dedicó totalmente al servicio de los olvidados. Hasta el punto de morir contagiada por la peste. Una testigo de la misericordia. Nyaatha. Irene Stefani. Todo un modelo de inspiración. En casa, las visitas de los niños están siendo más frecuentes porque no tienen clases. Por cierto, aquí seguimos celebrando mañana todos los Santos y el viernes, todos los difuntos. Las personas van a los cementerios y recuerdan a los que se fueron. Nada que ver con lo que vivís por allá. Buenas noches y dulces sueños.

Jueves 1 de Noviembre

Hoy he ido a una capilla que está a unos 17 km de San Pedro en moto para celebrar la eucaristía y compartir con la comunidad. Era la primera vez que iba, así que he tenido la oportunidad de pasar por la nueva carretera asfaltada que conduce a la universidad que está en construcción. Luego la pista tiene un par de kilómetros muy malos, incluso una 'pick-up' se ha quedado en el barro. Finalmente la pista está bien porque una sociedad de cacao la ha arreglado hace sólo un mes. La eucaristía y el contacto con la comunidad han sido valiosos. Hemos conectado bien. Por la tarde, las visitas de los niños, un buen ratico de oración reconociendo lo que hay de Dios en cada uno de nosotros, esos cachitos de santidad que pueden transformarnos. Y a esperar que los jóvenes terminen de estudiar. Han empezado muy fuerte este año, a ver si les dura. Buenas noches y dulces sueños.

Viernes 2 de Noviembre

Un día al servicio de la comunidad, de los hermanos que trabajan en las diferentes misiones del interior. Vivido desde la gratuidad, la perseverancia y la esperanza. La alegría que da el cariño de los niños, esperándome cuando he llegado a casa al mediodía y por la noche cuando han venido para estudiar y pata estar conmigo. De nuevo siento que recibo cien veces más. Los jóvenes que siguen viniendo a estudiar y que descubren buenos instrumentos en nuestra pequeña biblioteca. La nota triste ha llegado cuando iba a visitar a una familia y he encontrado a una multitud que gritaba ladrón. Se trataba de una joven que ha robado la ropa de otra. Luego las aguas se han calmado. Buenas noches y dulces sueños.

Domingo 4 de Noviembre

Días intensos, como la mayoría de los fines de semana. Ha habido ocasiones para hablar con nuevos jóvenes y buscar juntos orientaciones para la vida. Ha habido momentos de reconciliación y de empezar de nuevo. Ha habido tiempo para trabajar y ponerme al servicio del grupo de Amigos de la Consolata de aquí. Ha habido tiempo para los niños. El cine de los sábados por la noche se ha convertido en una cita a no perderse en el barrio. Ha habido tiempo para celebrar la vida hecha sacramento y comunidad. Descubrir en profundidad las consecuencias vitales de nuestra fe. Ha habido tiempo para visitar a algunas personas del barrio. Por primera vez después de más de seis meses, los jóvenes del barrio han venido para jugar al fútbol en nuestra casa. También ha habido tiempo para serenar a una joven que tenía mucho miedo a algo que quería cogerla. Hoy he empezado con los jóvenes la formación sobre el eneagrama como instrumento de conocimiento de uno mismo. Haciendo camino al andar. Buenas noches y dulces sueños.

Lo más