La Santa Unción: el sacramento para los momentos difíciles

La Santa Unción, extrema Unción o Unción de los enfermos es un Sacramento muy importante y puede que además, bastante desconocido debido a sus característi

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 10:44

La Santa Unción, extrema Unción o Unción de los enfermos es un Sacramento muy importante y puede que además, bastante desconocido debido a sus características. 

La Unción de Enfermos es el quinto Sacramento. Se imparte para que el enfermo, sienta la unión con Cristo agónico en Getsemaní durante los momentos de salud frágil, ancianidad o peligro de muerte. La Tradición de la Iglesia ha querido ver el reflejo de este Sacramento cuando Santiago en su Carta del Nuevo Testamento dice que si alguno está enfermo llamen a los presbíteros de la comunidad para que recen por él, le impongan las manos y le unjan con el óleo sagrado.

¿Santa Unción o Extrema Unción?

"Desde siempre la gente habló de la Extrema Unción, pero siempre es Santa Unción. Antes, la gente pensaba que la Extrema Unción era como darle a alguien la puntilla apra que se muera. Pero Dios no hizo los sacramentos para matar a nadie."

Este Sacramento no es para una situación exclusivamente terminal. También. Pero es, ante todo, para fortalecer en la ancianidad. Y a ello se une que cualquier persona enferma grave o terminal la puede recibir. Por ello no es Extrema, sino Santa Unción porque la Iglesia la administra cuando uno ya ha llegado a la vejez.

El Ritual requiere que se reciba en la frente y la fórmula pide a Dios que por esta Santa Unción y su bondadosa misericordia el Señor le alivie en la enfermedad, le perdone los pecados (en caso de inconsciencia de la persona) y le conceda si le conviene la salud humana. Antes del Vaticano II se administraba en las manos, los pies y la espalda también. Así se simbolizaba que Dios se unía al enfermo en todo su ser.

Lo más