La Santa Sede extiende el Año Santo Guadalupense hasta 2022: "Debemos vivir en estos momentos con esperanza"

Durante la Misa solemne de clausura, el arzobispo de Toledo recordó que el Vaticano ha dispuesto la extensión del Jubileo debido a las circunstancias derivadas de la covid-19

Tiempo de lectura: 2’

Durante la Misa solemne de clausura del Año Santo Guadalupense, Mons. Francisco Cerro, arzobispo de Toledo y quien presidía la ceremonia, recordó a los fieles congregados que el Jubileo ha sido extendido hasta el 10 de septiembre de 2022, tras una prórroga concedida por la Santa Sede.

Durante la Eucaristía, en la que concelebraron los obispos de Mérida-Badajoz, Plasencia y Segovia, además del administrador apostólico de Coria-Cáceres, Mons. Cerro explicó que el Año Guadalupense es "un jubileo para el encuentro, la sanación y la acogida", al tiempo que afirmaba que "todos nos sentimos, en Guadalupe, en casa".



Al finalizar la Misa, el prelado pidió a la Virgen poder celebrar plenamente los tiempos de gracia como el Año Jubilar: "Madre, que vuelva la alegría y el gozo, la esperanza y la fiesta. Necesitamos vivir en estos momentos con una profunda esperanza. La esperanza es que saldremos de esta situación como hemos salido de otras realidades".

El Año Santo Guadalupense, a pesar de la covid-19

La decisión del Vaticano se produce después de que el Jubileo de Guadalupe se haya visto obligado a convivir con las restricciones decretadas a causa de la pandemia de la covid-19.

Sin embargo, esto no ha supuesto un impedimento mayor para varios grupos que se pusieron en camino al encuentro de María. Durante la primera mitad del 2021, más de 6.000 peregrinos acudieron al Real Monasterio para rezar ante la Virgen, presentarle sus intenciones y recibir la Indulgencia Plenaria que, como sucede durante los diferentes Jubileos, los fieles pueden lograr pasando por la Puerta Santa y cumpliendo las condiciones de comulgar, confesarse y rezar por las intenciones del Papa hasta una semana antes o después.

Hay que recordar que es uno de los centros de peregrinación más importantes de la Península, junto con Santiago de Compostela, que también celebra su Jubileo y ha sido prorrogado hasta 2022 debido a las circunstancias derivadas de la pandemia, que han impedido que muchas personas puedan acudir al lugar.



Religión