Boletín

Comparte la oración de Nico Montero por el pequeño Julen

El compositor y músico Nico Montero escribe una emocionante y reconfortante plegaria para despedir al niño fallecido al caer en el pozo de Totalán

Comparte la oración de COPE Religión por el pequeño Julen

 

Nico Montero
@soynicomontero

Autor español de música religiosa

COPE RELIGIÓN

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:25

"Con el corazón en un puño, llegue nuestra oración a ti, Señor. Es muy difícil interpretar, a la luz de la fe, los jirones que a veces nos da la  vida,... y nos cuesta mucho encajar y traducir la muerte, cuando ésta sorprende en la sinrazón más absoluta a un niño de dos años.

La montaña atrapó a Julen. Una montaña de arena y granito que no dio tregua a los rescatadores, pero que no sepultó nuestra esperanza y la solidaridad regalada por tantos héroes anónimos ... Julen hizo nacer tanta fe como para mover montañas. Fue la semilla que hizo brotar de las entrañas de la tierra, seca y árida, frutos de fraternidad y generosidad, logrando que todos, por encima de ideologías, religiones, culturas, distancias, fuéramos un solo corazón.... el corazón de Julen.

La montaña no nos arrebató a Julen, porque él jamás le perteneció... él estuvo siempre en nosotros,  y a cada minuto que pasaba, anidó en el corazón de más y más personas,  de aquí y de allá, trascendiendo cada metro del pozo con kilómetros de oración, cariño y esperanza....

Rescataron su cuerpo para darle sepultura dignamente, pero el Dios de la Vida ya lo abrazaba con cariño...  y su alma, dichosa y feliz, brillaba en lo más alto del Paraíso, allí donde ninguna oscuridad atrapa a los que disfrutan de la gracia del Amor de Dios.

Te pedimos, Señor por los padres de Julen, por toda su familia, por todos los que tuvieron la suerte de toparse con él en su corta vida, por todos los que arriesgaron la suya y dieron lo mejor de sí mismos para devolvernoslo.

La montaña de Totalán es ya un sacramento vivo de la solidaridad... Señor, que se multiplique el fruto de la fraternidad germinado allí, desde lo más hondo, porque sigue habiendo muchas montañas y muchos Julen en muchas ciudades del mundo, que esperan ser rescatados de algún pozo que los atrapa y atormenta. Así sea"