Francisco, en el Ángelus: El proyecto de Dios implica vencer el egoísmo para “correr el riesgo del amor”

Asegura que los padres que se dedican a los hijos haciendo sacrificios y renunciando al tiempo para sí mismos han elegido la puerta estrecha de Jesús

Tiempo de lectura: 2’

Este domingo el Papa Francisco ha reflexionado sobre el proyecto de Jesús y los eogísmos que cada persona tiene en su interior. Desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano, ha explicado el Evangelio que la Liturgia propone para hoy en el que un hombre le pregunta a Jesús: «¿Son pocos los que se salvan?». Y el Señor responde: «Traten de entrar por la puerta estrecha».

Ante esta afirmación, dice el Pontífice que esta imagen podría asustar, “como si la salvación fuera destinada solo a pocos elegidos o a los perfectos”. Sin embargo, recuerda que “esta puerta es estrecha, ¡pero está abierta a todos! Para entenderlo mejor, hay que preguntarse qué es esta puerta estrecha”. Francisco afirma en su pequeña catequesis de este domingo que probablemente Jesús se estaba refiriendo a que “cuando llegaba el atardecer, las puertas de la ciudad se cerraban y solo quedaba abierta una, más pequeña y más estrecha: para regresar a casa se podía pasar únicamente por ahí”.

Pasar a través de Él

Para Jesús, “entrar en la vida de Dios” significa pasar a través de Él, acogerlo a Él y a su Palabra. “Esto significa que la vara de medir es Jesús y su Evangelio: no lo que pensamos nosotros, sino lo que nos dice Él. Así que se trata de una puerta estrecha no por ser destinada a pocas personas, sino porque pertenecer a Jesús significa seguirle, comprometer la vida en el amor, en el servicio y en la entrega de sí mismo como hizo Él, que pasó por la puerta estrecha de la cruz”, ha explicado el Papa ante una plaza de San Pedro llena de peregrinos.

Para él, “entrar en el proyecto de vida que Dios nos propone implica limitar el espacio del egoísmo, reducir la arrogancia de la autosuficiencia, bajar las alturas de la soberbia y del orgullo, vencer la pereza para correr el riesgo del amor, incluso cuando supone la cruz”.

ctv-qtl-papa francisco angelus nicaragua


Gestos cotidianos de amor

Así, ha pedido a los fieles pensar “en esos gestos cotidianos de amor que llevamos adelante con esfuerzo” y ha puesto varios ejemplos de “personas que elijen la puerta estrecha de Jesús, de una vida entregada por amor”. Entre ellas, “los padres que se dedican a los hijos haciendo sacrificios y renunciando al tiempo para sí mismos; los que se ocupan de los demás y no solo de sus propios intereses; quien se dedica al servicio de los ancianos, de los más pobres y de los más frágiles; quien sigue trabajando con esfuerzo, soportando dificultades y tal vez incomprensiones; quien sufre a causa de la fe, pero continúa rezando y amando; los que, en lugar de seguir sus instintos, responden al mal con el bien, encuentran la fuerza para perdonar y el coraje para volver a empezar”.


Por último, ha terminado su catequesis con varias preguntas a cada uno: “¿De qué lado queremos estar? ¿Preferimos el camino fácil de pensar exclusivamente en nosotros mismos o la puerta estrecha del Evangelio, que pone en crisis nuestros egoísmos pero nos vuelve capaces de acoger la verdadera vida que viene de Dios? ¿De qué lado estamos?”.

Religión