La encíclica del Papa Francisco "Hermanos todos" se publicará el 4 de octubre

El Santo Padre firmará la encíclica el 3 de octubre durante un viaje que realizará a Asís

Tiempo de lectura: 2’

La tercera encíclica del Papa "Fratelli tutti" (Hermanos todos) sobre la fraternidad y amistad social y en la que abordará el tema de cómo cambiar el mundo tras la pandemia de coronavirus, se publicará el 4 de octubre cuando se celebra san Francisco de Asís.

Francisco firmará la encíclica el 3 de octubre durante un viaje que realizará a Asís y después de una misa en la Basílica franciscana que se celebrará sin fieles por la situación sanitaria.



Terceraencíclica del Santo Padre

Después de la "Lumen fidei (2013)" en la que concluyó el trabajo de Benedicto XVI y "Laudato si'" (2015) llega la tercera encíclica del pontífice que se inspira en el título de los escritos de san Francisco de Asís.

Una parte importante del nuevo documento papal estará dedicado a la pandemia y abordará el tema desde lo social y económico reiterando su concepto, ya expresado en varias ocasiones, de que de esta situación "o se sale mejores o no se sale".

Un mensaje dirigido a toda la humanidad

A la espera de conocer el contenido de este mensaje, que el Sucesor de Pedro pretende dirigir a toda la humanidad y que firmará el próximo 3 de octubre sobre la tumba del santo, en los últimos días el Vaticano ha asistido a discusiones sobre el único dato disponible, a saber, el título y su significado. Como es una cita de San Francisco (que se encuentra en las Admoniciones, 6, 1: FF 155), el Papa obviamente no la ha cambiado. Pero, dice Andrea Tornielli, director editorial del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, en un artículo publicado en el portal Vatican News, "sería absurdo pensar que el título, en su formulación, contiene alguna intención de excluir de los destinatarios a más de la mitad de los seres humanos, a saber, las mujeres".

Por el contrario, añade el director, "Francisco eligió las palabras del santo de Asís para inaugurar una reflexión que le interesa mucho sobre la fraternidad y la amistad social y, por lo tanto, tiene la intención de dirigirse a todas sus hermanas y hermanos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que pueblan la tierra. A todos, de una manera inclusiva y nunca exclusiva. Vivimos en una época marcada por la guerra, la pobreza, la migración, el cambio climático, la crisis económica, la pandemia: reconocernos a nosotros mismos como hermanos y hermanas, reconocer en quiénes nos encontramos un hermano y una hermana; y para los cristianos, reconocer en el otro quién sufre el rostro de Jesús; es una forma de reafirmar la irreductible dignidad de todo ser humano creado a imagen de Dios. Y es también una manera de recordarnos que de las dificultades actuales nunca podremos salir solos, uno contra otro, Norte contra Sur, rico contra pobre. O separados por cualquier otra diferencia de exclusión".

Religión