El santuario de Fátima limita la peregrinación de octubre a 6.000 fieles

En el mes de septiembre el santuario tuvo que cerrar el acceso al recinto debido a la multitud que acudió a las ceremonias

Tiempo de lectura: 1’

El santuario portugués de Fátima va a limitar la presencia de fieles durante la peregrinación internacional del 13 de octubre a un máximo de 6.000, después de que este mes tuviese que cerrar el acceso al recinto debido a la multitud que acudió a las ceremonias.

En un comunicado divulgado ayer, el santuario informó de que el 13 de octubre, fecha en la que anualmente suele acoger a unas 100.000 personas, se limitará el acceso al recinto - de 48.000 metros cuadrados - a un máximo de 6.000 fieles. Además, los que acudan al santuario deberán utilizar mascarilla, incluso en los espacios al aire libre, y se crearán perímetros de seguridad y se vetarán lugares susceptibles de aglomeraciones.

También se delimitarán círculos en el suelo que deberán ser ocupados por un número limitado de personas convivientes, para asegurar la distancia entre los diferentes grupos. Las entradas y salidas del recinto también deberán hacerse por los lugares indicados y las fuerzas de seguridad portuguesas se encargarán de controlar el flujo de peregrinos en el exterior del santuario.

El santuario de Fátima, uno de los principales centros de peregrinación de Europa, cerró sus puertas por la pandemia de la covid-19 y celebró su peregrinación anual de mayo, la más multitudinaria, sin la presencia de fieles. A finales de ese mes se volvió a permitir el acceso de fieles y en la peregrinación del 13 de septiembre tuvo que cerrar sus puertas ante la multitud que acudió para participar en las ceremonias.

Portugal suma 75.542 infectados por coronavirus, 825 en las últimas 24 horas, en las que se produjeron ocho nuevos fallecimientos, que elevaron el número total de víctimas mortales desde que empezó la pandemia hasta 1.971.

Religión