Preocupación por el estado de salud de la misionera Gloria Narváez que sigue secuestrada después de tres años

Sophie Petronin, la trabajadora humanitaria francesa liberada el pasado 8 de octubre, ha alertado sobre su deterioro físico y ha pedido ayuda al presidente Emmanuel Macron

Tiempo de lectura: 2’

Hay cierta preocupación en la Iglesia por el estado de salud de la hermana Gloria Cecilia Narváez, la religiosa colombiana de la Congregación de las Franciscanas de María Inmaculada secuestrada en Malí el 7 de febrero de 2017.

Sophie Petronin, la trabajadora humanitaria francesa liberada el pasado 8 de octubre, ha alertado sobre su deterioro físico — necesita cuidados médicos, ha dicho — y ha pedido ayuda al presidente Emmanuel Macron. "Su espíritu está cediendo, tenemos que hacer todo lo posible para sacarla de allí". Nacida en Burdeos hace 75 años, Petronin, que ha estado 1.380 días privada de libertad, más que ningún otro rehén francés nunca antes, ha pasado casi todo su cautiverio junto a la religiosa. Ha dicho que estuvieron en unos treinta campamentos distintos y que compartieron todo: mantas, comida, agua… Asegura también que nunca se ejerció violencia sobre ellas, salvo una vez en que la hermana se perdió en un paseo y luego la tuvieron atada durante tres días.

El arzobispo de Bamako, cardenal Jean Zerbo, ha pedido la liberación de todos los rehenes que aún quedan en manos yihadistas, seis occidentales pues el supuesto asesinato de la suiza Beatrice Stockly, del que ha informado la prensa maliense, no ha sido confirmado. "Cada vez que rezamos, le pedimos al Señor la liberación de la hermana Gloria y todos los demás rehenes. Esta es una gran humillación para Malí. Vinieron a hacer el bien y fueron secuestrados por bandidos, como si fueran esclavos. Es algo muy triste para nuestro país".

El 8 de octubre fueron liberados otros cuatro: el religioso italiano Pier Luigi Macalli, de la Sociedad de Misiones Africanas; el turista Nicola Chiacchio, de la misma nacionalidad; la citada Petronin; y el líder opositor maliense y exministro Soumaïla Cissé.

Gloria Cecilia Narváez fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 en la misión de Karangasso, al sur de Malí. Según ha desvelado ahora Petronin, la hermana Gloria le confesó que el día de su secuestro los yihadistas — vinculados a Al Qaeda en el Sahel — llegaron a la misión a por una religiosa y que ella accedió a ir con ellos por ser la de mayor edad.

Religión