El mensaje de consuelo de un sacerdote a Cristiano Ronaldo y Georgina tras perder a su bebé: "No tiene fin"

El futbolista y la modelo comunicaron a través de las redes sociales que habían perdido a uno de los mellizos que esperaban: "Estamos devastados por esta pérdida"

Tiempo de lectura: 2’

Cristiano Ronaldo y su pareja, Georgina, han recibido un duro golpe en su vida después de perder a uno de los mellizos que esperaban. Fue la propia pareja quien, a través de las redes sociales, comunicaban a sus seguidores la triste noticia: “Con nuestra más profunda tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro hijo. Es el dolor más grande que unos padres pueden sentir”, expresaron el futbolista del Manchester United y la modelo en un comunicado publicado en inglés, portugués y castellano.

“Solo el nacimiento de nuestra hija nos da la fuerza para vivir este momento con algo de esperanza y felicidad. Queremos agradecer a los doctores y enfermeras por su cuidado y apoyo. Estamos devastados por esta pérdida y rogamos privacidad en este duro momento. Bebé, eres nuestro ángel. Siempre te amaremos”, se puede leer en el mensaje.

Y es que la buena noticia es que el segundo bebe que esperan se encuentra bien. La madre de Cristiano Ronaldo, María Dolores dos Santos, ha encontrado consuelo en la fe para superar este duro trance. Tanto es así que ha compartido una cita del Antiguo Testamento: “Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos y él enderezará todas tus verdades”, expresaba.



Uno de los mensajes más emotivos que ha recibido tanto Cristiano como Georgina ha sido del sacerdote español Juan Manuel Góngora, quien a través de 'ACI Prensa' ha compartido un emotivo mensaje de consuelo y esperanza a la célebre pareja tras la pérdida de su bebé.

“Ante este tipo de situaciones muy dolorosas y traumáticas en nuestra existencia, no comprendemos humanamente cómo puede hacerse presente la muerte en el comienzo de la vida”, comenzaba manifestando el Padre Góngora, para continuar afirmando que “lo único cierto es que es una posibilidad ante la realidad debilitada de nuestra naturaleza por el pecado”.

Sin embargo, continuó, “celebramos en estos días de Pascua desde el Domingo de Resurrección, que Cristo ha vencido a la muerte y al pecado; y ya no tienen la última palabra. Cristo nos invita que vivamos en la esperanza de la vida que no tiene fin, del encuentro con el amor en plenitud”.

Religión