Primer saludo a la diócesis de Ibiza del obispo electo

Tiempo de lectura: 3’

Saludo a la diócesis de Ibiza del recién nombrado obispo electo, Mons. Vicente Ribas Prats. El papa Francisco ha nombrado nuevo obispo, en esta mañana del miércoles 13 de octubre, al hasta ahora administrador diocesano desde febrero de 2020.

Saludo de Mons. Vicente Ribas Prats

«Buenos días a todos:

Se acaba de hacer público mi nombramiento como obispo de nuestra querida diócesis de Ibiza y Formentera. Hemos pasado un año y ocho meses en sede vacante. Es decir, sin obispo, sin un pastor propio que, en palabras del Concilio Vaticano II, es enviado por el Padre de familias a gobernar su familia, teniendo siempre ante los ojos el ejemplo del Buen Pastor, que vino no a ser servido, sino a servir y a dar la vida por sus ovejas. Tomado de entre los hombres y rodeado él mismo de flaquezas, debe apiadarse de los que sufren y necesitados. Siempre dispuesto a oír a sus fieles, a los que, como a verdaderos hijos suyos, fortalece con la celebración de los sacramentos y exhorta a cooperar animosamente con él (cf. Lumen gentium, n. 27).

Que hayamos estado en sede vacante no significa que nuestra diócesis en este tiempo no haya tenido quien la gobernase, pues yo mismo junto al Colegio de Consultores hemos velado por el bien de esta porción del Pueblo de Dios. Y con nosotros, los párrocos y los demás sacerdotes, así como los miembros de la vida consagrada y los fieles cristianos laicos que tienen diversas responsabilidades en la estructura diocesana. A todos expreso mi agradecimiento y mi más profunda estima por su disponibilidad, servicio y consejo durante todo este tiempo.

El último obispo ibicenco fue Mons. Antonio Cardona Riera, el ?bisbe Frit?, que estuvo al frente de nuestra diócesis desde 1935 hasta 1960. Los quince primeros años, como administrador apostólico, y los diez últimos, como titular de la sede ebusitana. Después de sesenta y un años, el Santo Padre, el Papa Francisco, ha considerado que, de nuevo, un ibicenco sea obispo de Ibiza y Formentera. Quiero manifestarle al Santo Padre un doble agradecimiento. El primero, de carácter personal por haberse fijado en mi persona, llena de limitaciones, para regir esta porción del Pueblo de Dios. El segundo, en nombre de toda la diócesis, ante todo por haberle dado un nuevo pastor y porque este pastor sea ibicenco. Y quiero dejar claro que este nombramiento no es un reconocimiento a mi persona, sino a la labor de todos, especialmente de los sacerdotes. Debemos estar muy orgullosos de nuestros sacerdotes. Hoy, el elegido he sido yo para gobernar nuestra diócesis. Mañana, puede ser otro para éste u otro cargo. El clero ibicenco está preparado para lo que la Iglesia, por medio del Santo Padre, le pida. Pues todos los sacerdotes, como nos dice el Señor en el Evangelio, somos siervos inútiles que hacemos aquello que se nos manda (cf. Lc 17,10). Por ello, junto a nuestro agradecimiento al sucesor de San Pedro, quiero expresarle ?y permitidme que lo haga en nombre de todos? nuestra fidelidad incondicional y nuestra devoción a su persona. ¡Gracias, Santo Padre! ¡Gracias por seguir velando por el bien de todas las Iglesias particulares! ¡Gracias por su solicitud con esta Iglesia que peregrina en Ibiza y Formentera!

En estas primeras palabras como obispo electo, deseo expresarle también mi gratitud al nuncio de Su Santidad en España, Mons. Bernardito Auza, por su atención con nuestra diócesis, especialmente durante las circunstancias difíciles que hemos vivido; así como al resto de los obispos españoles, particularmente a aquellos que han estado al frente de nuestra diócesis. A todos ellos, con sinceridad, muchas gracias.

Y no porque lo nombre el último es el menos importante. Pues él es el origen y el culmen de todo. Gracias a Dios. Gracias porque nunca nos ha abandonado. Gracias porque siempre ha estado a nuestro lado. Gracias porque nuestras alegrías y nuestras tristezas han sido las suyas. Gracias porque él y sólo él ha sabido establecer los tiempos y dirigir a las personas. Gracias porque es el Padre de la ternura, es el Hijo que, haciéndose uno de nosotros, nos da la oportunidad de vivir la vida nueva de Dios, y es el Espíritu Santo que nos hace capaces de superar nuestros miedos y vivir en santidad. Gracias a Dios que nos ha dado como patrona a Nuestra Señora de las Nieves, Santa María de Eivissa. A ella le sigo confiando nuestra Iglesia de Ibiza y Formentera y a ella le pido que me haga un buen obispo. Que sepa, como aconseja san Agustín, ser para vosotros el obispo que Dios quiere y vosotros necesitáis, y que con vosotros sea cristiano, amando a la Iglesia, sin olvidar nuestra tierra y sus gentes y su mar.

A todos muchísimas gracias por haber venido a esta convocatoria.

(Diócesis de Ibiza)


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS( iPhone) y Android. La aplicación de COPE es el mejor canal para escuchar la radio en directo, pero es también un completo medio de información digital que cuenta las noticias cuando se están produciendo, que te alerta de lo que sucede mediante notificaciones en tu móvil.


Fuente
Religión