Los pasos de la Semana Santa Zamora se pueden mirar ahora "cara a cara": Esta es su nueva ubicación

Las imágenes han sido reubicadas en diferentes espacios y parroquias zamoranas mientras duran las obras de demolición y construcción del nuevo museo

Tiempo de lectura: 2’

Es el decano de los museos de la Semana Santa. Zamora "ha reubicado sus pasos" en espacios y parroquias de la ciudad. El espacio ,que fue abierto en 1964, ahora va a ser demolido “para construirlo de nuevo”. Tal y como explica Miguel Ángel Hernández, delegado de patrimonio de la diócesis de Zamora y asistente eclesiástico de la Junta Pro Semana Santa, “el nuevo museo estará acorde a las necesidades y a los proyectos museográficos. Este museo ha presenciado las lágrimas y emociones de muchas personas que han visto salir por estas puertas grandes las imágenes que despiertan emociones y sentimientos muy profundos en el alma”.


Desde la diócesis se han “recolocado” las imágenes en diferentes espacios de las parroquias zamorana, para mostrar al público imágenes, pasos y enseres que estaban dentro del museo y se han ubicado de tal forma que “sea un privilegio para su contemplación”. Son pasos “que se pueden ver en una posición en la que nunca antes se habían visto”. Y es que, ahora, se podrán observar detenidamente e irlas viendo de una en una en cada parroquia: “Nunca se ha tenido la opción de verlas tan de cerca”, insiste el delegado que pone en valor el poder mirar al paso “cara a cara”.



Dos años de obra

El plazo de ejecución de los trabajos es de 24 meses, por lo que si todo va bien el nuevo Museo podría estar listo ya para la Semana Santa del año 2025. Por delante queda un largo camino, que empieza por el derribo del inmueble, la excavación del solar, el análisis de posibles restos arqueológicos, la ejecución del nuevo edificio y su equipamiento.

El nuevo Museo de la Semana Santa de Zamora tendrá 5.370 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. En la parte baja y en la primera se dispondrá de 3.800 metros cuadrados, con salas que permitirán exponer pasos procesionales de mayor envergadura. En el sótano se ubicarán los talleres, el salón de actos y la zona de restauración e investigación. Además, el espacio expositivo incorporará nuevos avances tecnológicos para adecuarse a la concepción actual de este tipo de equipamientos. La mayor amplitud permitirá albergar un mayor número de exposiciones permanentes y temporales, así como talleres didácticos y de restauración, que se convertirán en un dinamizador cultural de la ciudad.


Religión