Los acentos pastorales de Guadix: “Una Iglesia que no deja a nadie en la cuneta de la vida”

Este miércoles se celebró la reunión del obispo accitano, Francisco Jesús Orozco, con el clero para presentar la nueva la programación pastoral

Tiempo de lectura: 2’

La diócesis de Guadix ha comenzado un nuevo curso pastoral 2022-2023. Este miércoles se celebró la reunión del obispo accitano, Francisco Jesús Orozco, con el clero para presentar la nueva la programación pastoral. El prelado presentó las líneas de trabajo y algunas de las actividades ya programadas para el nuevo curso pastoral.



Orozco habló de la complejidad y de las dificultades del mundo actual, un mundo “herido por las consecuencias de la pandemia del Covid-19 y las guerras y enfrentamientos mundiales en los que hay una verdadera carrera por el dominio de la economía, de las energías, de los mercados y de toda clase de poder para dominar y aplastar a los más débiles”. En este contexto, el “primer anuncio” de Jesucristo como origen, camino y meta de la existencia humana,se hace necesario como eje y núcleo de nuestra actividad pastoral.

La pastoral diocesana accitana en este curso estará marcada por ese “primer anuncio”, en sintonía con los objetivos del plan pastoral de la CEE, de los itinerarios propuestos en el último Encuentro Nacional de Laicos y de las aportaciones hechas en la fase diocesana del Sínodo de Obispos. "Urge potenciar un espíritu misionero", repitió con insistencia Orozco.

Urgencias pastorales

El obispo de Guadix habló también de las urgencias pastorales que habrá que cuidar. Una de ellas es la de fomentar el papel de los laicos en la Iglesia diocesana, tanto desde la delegación de Apostolado Seglar como desde los diversos carismas. Familia y vida seguirán siendo motivos prioritarios de la pastoral diocesana y más cuando hay temas, como el aborto, la eutanasia y el testamento vital, que exigen el anuncio del Evangelio de la vida.

También se puso el foco en otros acentos pastorales como las visitas programadas a los arciprestazgos de Huéscar y Baza-Jabalcón, las misiones, y en particular la misión en Honduras. Se seguirá muy de cerca la puesta en valor del patrimonio cultural que hay en la diócesis, como elemento evangelizador y promotor de desarrollo.

Religión