El cardenal Tolentino reclama un tratado sobre IA que refuerce una educación en la fraternidad

El prefecto del Dicasterio para la Educación ha participado en el congreso 'La Iglesia en la Educación', donde ha alertado de que "mundo precario de hoy contamina a los jóvenes"

Tiempo de lectura: 2’

El prefecto del Dicasterio para la Cultura y la Educación,el cardenal José Tolentino, ha hecho un llamamiento a los líderes mundiales para que firmen un tratato internacional sobre el uso de la inteligencia artificial, para que esta se convierta en una oportunidad para reforzar la fraternidad, y no en un colapso que reemplace al ser humano: “El hombre debe ocipar el centro y debe seguir teniendo la tuela. No hay educación sin el encuentro entre las personas”, ha señalado el cardenal durante su intervención en el congreso 'La Iglesia en la Educación' celebrada este sábado por la Conferencia Episcopal Española.

Tolentino ha agradecido la invitación a participar en este congreso, valorando el ámbito educativo como una de las misiones más importantes de la Iglesia. Ante los desafíos a los que se enfrenta hoy el campo cultural y educativo, ha destacado el sentido de unidad para orientar los esfuerzos en la misma dirección. Además, ha recalcado el vínculo entre evangelización y educación: “La educación es un mandato, viene de lejos y nos conduce hacia el futuro”.

En su ponencia ha elogiado la extraordinaria e importante presencia mundial de la Iglesia en el campo de la educación, y hace hincapié en el resugir de la atención hacia el ámbito educativo en los últimos años. En este sentido, el cardenal Tolentino ha resaltado que el diagnóstico que hacen pedagogos, psicólogos y psiquiatras de la población infantil y juvenil es de una generación herida: “No podemos pensar que el mundo precario en el que vivimos no contamina el ánimo de los jóvenes. Contamina, asusta y enferma, como lo demuestra claramente el aumento de los problemas de salud mental entre la población escolar”.

Durante su presentación, el cardenal Tolentino ha enumerado las dos propuestas educativas de mayor importancia a nivel internacional: la del 'Pacto Educativo Global' que reclama el Papa Francisco y la del 'Nuevo Contrato Social para la Educación' de la UNESCO. Ambas, según Tolentino, se basan en los principios de cooperación y solidaridad, la atención a la ecología, la valorización de los docentes, la inclusión, la equidad y la implicación de todos en la construcción del futuro de la educación.

En un contexto de emergencia, el cardenal Tolentino ha invitado a educar para la fraternidad tal y como también señala el Papa Francisco. Una de estas emergencias se refiere al cierre o alienación de varias escuelas católicas debido a diversas dificultades. Entre ellas, destaca, la feroz competencia que existe en el ámbito educativo “el cual es visto por los grandes fondos económicos como una actividad rentable o lucrativa”.

Religión