La cantante Aisha y su música en clave de evangelización: "Yo sé que a Dios le encanta el rap"

En el día en que los músicos celebran a su patrona, santa Cecilia, esta rapera sostiene que la música es liberación, es apertura y es encuentro"

Tiempo de lectura: 2’

“La música para mí es uno de los grandes regalos que Dios nos ha querido hacer a los seres humanos. Es una forma conectar con Él, con nuestra alma, y expresar nuestro sentir donde las palabras no llegan”. Así lo ha explicado para ECCLESIA, Aisha, cantante de rap, católica. Tras mucho tiempo alejada de la fe, tuvo un proceso de conversión en una peregrinación a Tierra Santa. A partir de ese momento decidió ofrecer sus canciones para dar Gloria al Señor. Cuenta ya con dos discos publicados, “El Rescate” y “Vive”; letras con carácter evangelizador con las que quiere “que muchas personas abran sus oídos y corazón” al Señor.



La música es dar

En el día en que los músicos celebran a su patrona, a santa Cecilia, Aisha sostiene que “la música es liberación, es apertura y es encuentro. La música es sanadora. La música es autoconocimiento. La música es compartir. La música es dar. La música es recibir. Para mí la música lo es todo”.



Ella misma explica que desde su infancia empezó a cantar, y a medida que ha ido creciendo, también en la fe, ha descubierto que “la música es el vehículo y el instrumento que Dios está eligiendo para que yo cuente a los demás que él está vivo, que Él existe, que Él sigue transformando vidas y que a pesar de lo pequeños que somos y de nuestros defectos, Él está ahí amándonos y buscándonos”.

Instrumentos de paz

La artista participó en la VII edición del encuentro de músicos católicos contemporáneos, organizado por la Subcomisión Episcopal para la Juventud y la Infancia. El lema, «Instrumentos de tu Paz». Y el objetivo, seguir potenciando el diálogo con los jóvenesdesde una identidad católica a través de la música: la música como lenguaje y expresión de fe en el joven y como servicio a la evangelización. Un encuentro que ha querido agradecer “por apoyar la música y animar a más personas a dar el paso de encontrar su propia musicalidad”.

Llegar al corazón

Respecto al rap, un género poco habitual cuando hablamos de música religiosa, Aisha confiesa que es una enamorada de la cultura hip hop “desde bien pequeña”. Un estilo de música que antes utilizaba para encontrarse consigo misma, “para denunciar las injusticias, para incluso para para estar en contra de la Iglesia”.



Tras su proceso de conversión, reconoce que este género “llega a muchísimos jóvenes de diversas formas. El rap es un instrumento maravilloso, es lírica, es poesía para transmitir todo lo que uno lleva dentro. Yo sé que a Dios le encanta este género musical, porque es un género que confronta. Es un género que denuncia, es un género bello, es poesía y es y es un género desde el cual se puede transmitir toda la palabra del Señor. Es un género que toca el corazón”.


Religión