La historia de la "Virgen Rota": de estar en la basura a provocar devoción en miles de personas

Kevin, locutor de Chicago, se encontró a la Virgen partida en dos en la basura. La rescató, la arregló...y se convirtió en icono de devoción de muchos

Kevin Matthews junto a la Virgen Rota e imagen de la procesión del 31 de mayo | Broken Mary

Kevin Matthews junto a la Virgen Rota e imagen de la procesión del 31 de mayo | Broken Mary 

Redacción religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:07

Es 31 de mayo y noche cerrada de viernes en Chicago, Estados Unidos, salvo por una hilera de luces que se extiende por miles en la calle. Una procesión de fieles de todas las edades siguen a una imagen de la Virgen María muy particular. La talla ha estado rota y se nota que la han arreglado después. De hecho, mantiene la raja por la que la partieron en dos. Se desconoce por qué, pero quien la encontró en la basura - el locutor de la radio local Kevin Matthews - y quienes hoy le rezan, han encontrado en la apariencia de "María Rota" un reflejo de su propia vida. 

El locutor, de 63 años, fue a comprar un día flores para su esposa. Era un día difícil. Le habían diagnosticado una esclerosis múltiple y le habían echado del trabajo, cuenta el portal Aleteia. Cuando paró en la floristería, la vio al lado de un cubo de basura. Era una imagen de la Virgen. Estaba rota, partida en dos, con las manos quebradas. Matthews decidió llevársela a casa y arreglarla. Él mismo también comenzó a reparar su relación con Dios y la Iglesia, rezándole el Rosario. 

En declaraciones al Chicago Tribune, Matthews cuenta cómo la historia que ha vivido la talla mariana es la misma historia de esperanza para las personas. “Ella ha pasado de un basurero a ser llevada sobre los hombros de los hombres en una cama de rosas con una corona. Todos podemos aspirar a esa esperanza. No somos basura. Somos hijos de Dios”. 

Una gran procesión para "María Rota" 

Kevin coincidió en su día con el padre Joshua Caswell y ambos compartieron devoción por la imagen de escayola que había arreglado Matthews. El sacerdote pensó que era buena idea organizarle una procesión y consiguieron cerrar cuatro carriles del centro de la ciudad para pasear a María junto a los miles de fieles que se congregaron. 

Desde entonces, el locutor viaja por todo el país con su "Virgen Rota". Con ella ha visitado hospicios, cárceles u hospitales. En todos esos sitios, su portador ha explicado que la gente se siente identificada con la estatua rota, y se "rompen"

“Es sólo una imagen de escayola pero dónde está esa estatua, María está, y donde está María, allí está Cristo, y dónde está Cristo, allí está DiosHe visto a muchas personas literalmente llorar y vaciarse", dijo Matthews a Catholic News Agency.

Lo más