La historia de Eva, una famosa presentadora italiana que se convirtió al catolicismo

Eva Crosetta ha comenzado a presentar "En el Camino a Damásco", veterano  programa religioso después de una sorprendente conversión

Tiempo de lectura: 2’

Eva Crosetta, es una de las periodistas con más éxito en Italia. Destaca especialmente por sus 1,84 de altura, su carisma y su belleza. Actualmente trabaja como presentadora del programa "En el Camino a Damasco". 

Eva nació en Castelfranco Veneto. Eva recibió una educación católica y todos los sacramentos. Sin embargo, terminó alejándose de la Iglesia durante la adolescencia. Comenzó entonces un proceso de conversión cuando atravesó momentos difíciles en su vida

Viviendo un momento realmente complicado, se acercó a la Iglesia buscando consuelo. Por entonces, la periodista conoció a Matteo Galloni, sacerdote y fundador de la Comunidad Amor y Libertad. Ambos coincidieron durante un programa de televisión. Galloni le invitó a conocer de primera mano su Comunidad, y aquí Eva, descubrió el verdadero sentido de su existencia.

Eva decidió viajar en verano con la comunidad -de sede en Florencia- al Congo. Allí dio clases de italiano a unos jóvenes estudiantes africanos. Les enseñaba en un barracón donde no había ni agua ni luz. Aquel viaje cambió completamente su vida.

Durante aquellas semanas, la presentadora quedó muy impresionada. Especialmente, cuando los jóvenes recibieron los votos. Aquel día les preguntó "¿Qué os han regalado?". Eric, uno de ellos, respondió: "Mi hermana me dio un papel para escribir, y mi madre un consejo". Lo hizo con tal solemnidad que Eva se emocionó.

Poco a poco, la periodista fue sintiendo cómo Dios transformaba su alma. Eva comenzaba a vivir con paz interior, aunque por la noche escuchara disparos a menudo en un país tan complicado como es el Congo.

En una ocasión, Eva fue a visitar una comunidad cercana. Una monja llamada Celia, se subió a un sillón -para alcanzar su altura- y le dio un fuerte abrazo sin que ella se hubiera ni siquiera presentado. Eva lo interpretó como un encuentro con el verdadero amor humano al prójimo.

Siendo amada por Dios aprendió a amar a los demás. Sobre todo, a los más pobres. Eva cuenta que se preguntó: "¿Cuánto nos hemos afeado, alejándonos de lo que es más aunténtico?".  Y de esta forma, comenzó a pensar que los occidentales podemos haber perdido algo primordial en nuestras vidas, ese amor tan auténtico y desprendido. 

Se acercó a la Iglesia tras esta experiencia solidaria. Tras su conversión, la presentadora acude a misa los domingos y reza habitualmente.  Además de presentar "En el Camino a Damasco", se siente muy unida a la espiritualidad predicada por Maurizio Botta, un sacerdote del Oratorio de San Felipe Neri. 

En la actualidad, Eva Crosetta colabora también ayudando a los mas necesitados. Se siente muy impresionada por "cómo Dios actúa en nuestra historia pero también necesita que yo actúe", como relata ella misma.

En cierta ocasión San Francisco de Asís escuchó como el Señor le decía: "¿Por qué no sirves al Amo en vez de al servidor?". Fue durante la famosa noche de Espoleto. En aquel momento, comenzó su camino a Damasco, transformando su vida por completo. 

Eva Crosetta ha comenzado una historia similar. Como periodista, contribuirá a reparar de nuevo la Iglesia. Nadie da más amor que el que da la vida por sus amigos, como dijo Jesucristo a sus discípulos. 

Relacionados

Religión