¿Quién es Emanuela Orlandi y por qué el Vaticano va a reabrir dos tumbas?

Todo lo que debes saber sobre el caso Orlandi, que va a hacer que el Vaticano reabra dos tumbas

¿Quién es Emanuela Orlandi y por qué el Vaticano va a reabrir dos tumbas?

STF

@evaenlaradio

Corresponsal de COPE en El Vaticano

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:07

Hace 36 años, una adolescente de 15 años, Emanuela Orlandi, hija de un funcionario vaticano, desapareció sin dejar rastro cuando se dirigía a su habitual clase de música en el centro de Roma. Desde aquel día, el 22 de junio de 1983 no se ha vuelto a saber nada de ella. Su familia jamás ha dejado de buscarla.

El 11 de julio se abrirán dos tumbas en el cementerio conocido como Teutónico, el único camposanto que se encuentra dentro de los muros vaticanos. La operación ha sido ordenada por el Promotor de Justicia del Estado de la Ciudad del Vaticano ante la petición de la familia. Se investigará si allí podrían encontrarse los restos de Emanuela.

Se trata de un caso muy doloroso para la familia, sobre el que se lleva especulando desde hace décadas en Italia, puesto que el padre de Emanuela trabajaba cerca de Juan Pablo II y algunos consideran que su desaparición sirvió para chantajear al Vaticano. Este hecho ha sido el origen de distintas teorías sobre su desaparición, alguna de ella con tintes de novela negra.

¿Por qué se va a buscar a Emanuela en estas tumbas?

El pasado verano la familia Orlandi recibió una carta anónima en la que aparecía la foto de una tumba de este cementerio junto a la frase “busque donde indica el ángel”. Después de algunas investigaciones se descubrió que la tumba fue abierta al menos una vez en los últimos 50 años y que la datación de la estatua del ángel no coincidía con la de la losa. A este hecho se unió la rumorología habitual que acompaña este caso en los medios italianos, sobre que quizás alguien hubiera querido esconder los restos en este cementerio para ocultar las pruebas del delito.

Por este motivo la Secretaría de Estado de la Santa Sede autorizó la apertura de una investigación sobre la desaparición de Emanuela, que ha concluido en la apertura de estas tumbas.

¿Por qué motivo el caso Orlandi genera tanta fascinación en los medios de comunicación italianos?

La desaparición de Emanuela Orlandi ha sido relacionada tanto con la mafia siciliana como con la CIA y el KGB, pasando por agentes búlgaros, personas de la curia romana e incluso con el intento de asesinato de Juan Pablo II en 1981 por parte del turco Ali Agca. No olvidemos que el padre de Emanuela trabajaba para el papa, y una de las teorías apunta a que podría haber sido secuestrada para presionar a la Santa Sede. Por cierto, que, aunque Ali Agca cambió de versión en distintos momentos, en una ocasión aseguró que la adolescente estaba viva, y exigía su propia puesta en libertad a cambio de devolverla a su familia.

Una de las teorías que ha generado mayor expectación en Italia es la que apunta a que la mafia de Roma, conocida como la Magliana, intervino en su desaparición. En el 2012 se encontraron restos óseos sin identificar junto a la tumba del jefe del clan en la basílica romana de San Apolinar. La novia de este capo de la mafia sostuvo ante un juez que el mafioso había matado a Emanuela por órdenes del expresidente del Banco Vaticano Paul Marcinkus. La policía italiana exhumó los restos de la tumba del mafioso, y se comprobó que ninguno de ellos pertenecía a Emanuela Orlandi.

Años más tarde el periodista italiano Emiliano Fittipaldi sugirió que la Santa Sede estaba implicada en la desaparición y que incluso Emanuela seguía viva. Para callar bocas y cerrar el caso, se habría empleado una gran cantidad de dinero de fondos reservados. El Vaticano reaccionó de inmediato asegurando que esta teoría carecía de fundamento.

El pasado año, en la nunciatura vaticana de Roma, se encontraron unos restos óseos, que tras una nueva comprobación por parte de los forenses se llegó a la conclusión de que pertenecían a alguien que murió hace más de un siglo.

¿Qué ocurrirá tras la apertura de las tumbas?

El día de la apertura de las tumbas, tras celebrar un Misa que se ofrecerá por las dos princesas que están enterradas en esas tumbas y por la propia Emanuela Orlandi, se procederá a la apertura de la llamada "Tumba del Ángel", en la que está enterrada la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en 1836. Junto a ella se encuentra la de la princesa Carlotta Federica de Mecklenburgo, que murió en 1840 y que también será abierta. 

En ese momento se procederá a la recogida de restos óseos para el posterior examen de ADN, y datar así la edad, el sexo, la estatura, etc. Tras este primer examen, se podría ya averiguar si los restos óseos pertenecen a personas diferentes a las dos que fueron enterradas allí. Si se encontraran otros restos humanos, la investigación llevaría más tiempo. Para la prueba del ADN pueden ser necesarios hasta 60 días.
Los trabajos se realizarán en presencia de los abogados de todas las partes y los familiares de Orlandi y de las personas enterradas en estas tumbas.

Hasta este momento, a pesar de todas las investigaciones que se han llevado a cabo, no se ha establecido ninguna certeza sobre el destino de Emanuela.

Lo más