E61 - 'Jesús cura y cuida'

Tiempo de lectura: 1’

Un enfermo de lepra se acercó a Jesús y lo conmovió. "Si quieres Jesús, puedes limpiarme". Ese gesto de tocar al leproso, al que está manchado y es contagioso, es el auténtico cuidado de Jesús. No solamente nos cura, si no que también nos cuida. El cuidado consistió en decirle que fuera a los sacerdotes directamente para ofrecer por su purificación y para dar gracias a Dios por la bondad que había tenido para con él.

Además de la herida exterior, también la tenía interior. Al terminar de curarse, en lugar de obedecer a Jesús, se dedicó a divulgarlo con exageraciones, creando así un escándalo. Dios nos ofrecte todas sus ayudas, pero normalmente nos centramos en nuestras heridas exteriores; te pedimos que nos ayudes a pagar una deuda, que nos des trabajo, que salgan adelante nuestros proyectos... pero las heridas interiores son aún más importantes y por la que más debemos pedir.

Más audios

Religión