Audio

Antonio Herraiz: "Ni siquiera una alerta de atentado reduce su interés de ayudar a los saharauis"

 

Antonio Herraiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2Actualizado15:18

Nos situamos en primer lugar en Argelia, en concreto en el suroeste de este país. En Tinduf están los campos de refugiados de saharauis. Ya sabes que el Sáhara Occidental fue provincia española hasta el año 1975, cuando la invadió la marcha verde marroquí. A pesar de aquello, nunca hemos perdido los vínculos con esta zona de África. Seguro que conoces a algún protagonista del programa Vacaciones en Paz. En las últimas 4 décadas, más de 4.000 niños saharauis han sido acogidos en verano por familias españolas.

Es el caso de Ángela Carillo. Es de Elche, en Alicante, y lleva más de 30 años acogiendo a niños y también viajando a Tinduf. De hecho tiene previsto salir mañana acompañada de cerca de 70 personas. Volarán desde Madrid. Llevan medicamentos y todo tipo de ayuda para los saharauis. La víspera está siendo más movida de lo habitual después de que el Gobierno haya filtrado una información de los servicios secretos. Alertan del riesgo de atentado contra España en los campos de refugiados saharahuis de Tinduf. No tanto contra los cooperantes españoles, sino contra los que tienen previsto ir a ese punto de África durante en los próximos días, durante el puente o en Navidad. De hecho, exteriores desaconseja no viajar. Los que ya tienen organizado su viaje han recibido con calma la noticia que se ha encargado de difundir Moncloa. Y Ángela ve intereses ocultos de nuestro Gobierno: “En principio viajamos todos los que teníamos previsto viajar. Sabemos que detrás de esto hay muchos intereses y una cuestión política que no se nos escapa y favores que hacer por parte de nuestro Gobierno”. Van a ir a Tinduf y lo van a hacer con más ganas. En las próximas horas viajarán 300 españoles. Hasta Navidad serán muchos más.

Hace apenas una hora que Tezanos ha publicado la última encuesta del CIS. Habían anunciado que iba a tener intención de voto, pero finalmente no es realmente así. De hecho el trabajo de campo del sondeo se realizó antes de las elecciones del 11 de noviembre. Y, digo, yo. Qué interés tiene una encuestas que se hace los días previos a las generales y cuyos resultados se publican después. Tampoco es que tuviera mucho éxito la que publicaron antes, en lo esencial, no dio ni una. Lo que nos revela el sondeo que hemos conocido hoy es una evidencia. Que Cataluña se cuela entre las principales preocupaciones de los españoles porque nos preguntaron cuando los radicales estaban incendiando las calles. Algo de perogrullo por lo que estamos pagando muchos miles de euros. ¿Se puede derrochar de forma más descarada? Casi mejor no apostar.