COPE

Misión de alto riesgo

Audio

José Luis Restán
Twitter

Director Editorial COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:19

La semana pasada conocimos el terrible asesinato de dos sacerdotes jesuitas que intentaban proteger a una persona amenazada por los narcos en México. Este fin de semana han sido dos los sacerdotes asesinados en dos puntos de Nigeria. Desde que comenzó este 2022, once sacerdotes han sido asesinados en todo el mundo. Las cifras demuestran cada año que ejercer el sacerdocio es una misión de alto riesgo en gran parte del planeta.

En algunos casos el cura está en la diana porque representa a la comunidad católica, a la que algunos odian y pretenden descabezar: lo hemos visto en Irak, y ahora en Burkina Faso o en Nigeria, sobre todo por parte del terror yihadista. En otros casos se trata de su denuncia de las injusticias por parte de diferentes poderes (en Nicaragua ha sido encarcelado uno este domingo por sus críticas a la dictadura) o, sencillamente, de su exposición al peligro, dada su cercanía a los más pobres y vulnerables, a su implicación cotidiana con los problemas de la gente, o al hecho de que las bandas de malhechores piensan que se trata de un objetivo fácil y vistoso para pedir un rescate. Incluso en la vieja Europa no faltan casos de menosprecio y violencia.

Ya sé que algunos curas, no ahora, sino durante toda la historia, han dañado terriblemente al cuerpo de la Iglesia haciéndonos sangrar a todos. Pero es profundamente injusto que esa pequeña minoría sirva para construir un estereotipo, mientras la entrega diaria de la inmensa mayoría, sellada no pocas veces con su sangre, quede en el rincón de las anécdotas. Que esta violencia nos sirva para recordar que el pueblo cristiano no se entiende sin sus sacerdotes, y que un sacerdote no se entiende desvinculado de su pueblo.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar