COPE

Audio

Fe radical, sencillez y coraje

Tiempo de lectura: 1Actualizado 15:40

Ahora que muchas diócesis españolas reciben o están a la espera de recibir nuevos obispos, me ha encantado el artículo publicado en la Gaceta de Salamanca por nuestro gran teólogo Olegario González de Cardedal, al hilo del nombramiento de José Luis Retana como obispo de Salamanca y Ciudad Rodrigo. Primero, el reconocimiento y gratitud hacia las pertenencias que hacen posible cualquier vocación: familia, escuela, amigos, comunidad cristiana… también la tradición espiritual en que uno ha crecido, en este caso la sólida raíz de Santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz. “Nacencia y permanencia”, dice el teólogo abulense: nada somos sin ese tejido de relaciones que nos permite responder a nuestra vocación.

Habla de la necesidad de que el obispo sea hombre de paz, disponible para empeños a veces arduos, incluso penosos. También de la necesaria apertura a los movimientos de la historia, para interpretarlos. Pero, sobre todo, afirma que “sólo desde una fe radical y desde una confianza sin límites en Dios y en los hombres se puede ser obispo hoy”. Hacen falta “sencillez que no es ingenuidad, y coraje para asumir ese ministerio, que no es locura”. Aunque a veces lo parezca, añado yo. La mejor recomendación que Don Olegario hace al obispo es creer en los milagros, que existen, sencillamente, porque Dios existe, y Cristo nos acompaña vivo. A fin de cuentas, dice, “es un milagro que un obispo o un sacerdote se logren, pero no es menor milagro que se logre la vocación cristiana de un seglar en su profesión y en la familia”. Por eso, en vez de discutir y adjudicar etiquetas estúpidas, lo más realista es la oración: del obispo por su pueblo, y del pueblo por su obispo. Un artículo que es oxígeno, porque traspira Evangelio.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar