• Miércoles, 06 de diciembre 2023
  • ABC

COPE

El detalle al llenar tu depósito que indica que contiene aceite de cocina usado: "Si ves una etiqueta..."

La investigadora María Reyes García explica en 'Lo que viene' cuáles son los avances para conseguir que el aceite vegetal se convierta en un recurso energético por sí mismo

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:49

Cada año se generan 150 millones de litros de aceite vegetal usado en nuestro país. El aceite vegetal es el que se utiliza para cocinar en casa, en restaurantes o en los colegios, por ejemplo. Esta cantidad equivale a la capacidad de unas 60 piscinas olímpicas.

Son muchos los que desechan el aceite que sobra por el fregadero o el inodoro, lo que, además de provocar atascos en tuberías, termina contaminando los lagos y ríos y afectando a los ecosistemas. Con un solo litro de aceite, se contaminan mil litros de agua.

La solución está en su reutilización y, aunque parezca que no tiene muchos usos, el aceite vegetal se utiliza para la fabricación de jabones, velas, barnices… y también carburantes.

Llenar un depósito con aceite de cocina ya es una realidad

Desde hace tiempo, el aceite de cocina usado se utiliza como combustible, pero para que llegue a convertirse en carburante, se mezcla con diésel. El Grupo de Investigación en Procesos Energéticos y Medioambientales de la Universidad de Castilla-La Mancha se ha propuesto conseguir que el aceite vegetal se convierta en un recurso energético por sí mismo.

María Reyes García es una de esas investigadoras que lo está haciendo posible. En 'Lo que viene', ha querido aclarar que no se llenan los depósitos directamente con aceite usado de nuestras cocinas: “Aunque sea la materia prima que se utiliza para producir el biodiésel, no se puede echar directamente porque es demasiado viscoso y ensuciaría los inyectores de los motores diésel”. Por esta razón, el aceite debe ser previamente procesado.

Estas investigaciones ya se han probado en varios medios de transporte: “Desde hace años ya lo estamos introduciendo en nuestros turismos”. María Reyes señala que cualquier persona que rellene el depósito de su coche con diésel, ese combustible lleva un 7% de biodiésel: “Si ves una etiqueta de B7, esto indica que lleva un 7% de biodiésel”. Además de en coches, también se ha probado en autobuses y, en la actualidad, en motores de barco.

El detalle al llenar tu depósito que indica que contiene aceite de cocina usado: Una etiqueta...

EFE/ J.C Hidalgo


Aunque anualmente se generen 150 millones de aceite de cocina usado para poderle dar una salida, María Reyes señala los dos principales problemas: “Es más caro producir un litro de biodiésel que de diésel convencional y, por otro lado, la cantidad de materia prima necesaria para sustituir totalmente el diésel, actualmente, no es posible”. Por esta razón se realiza de forma paulatina con un 7% en los vehículos o llegando al 30% en los autobuses.

Lo motores actuales están “totalmente preparados” para ser repostados con el biodiésel cuya materia prima es el aceite de cocina usado: “No tenemos que tenerle miedo porque está totalmente comprobado”.

María Reyes García hace un llamamiento para que realicen legislaciones que faciliten al consumidor poder depositar el aceite usado en un contenedor: “Igual que nos hemos acostumbrado a reciclar papel o vidrio, lo haríamos de la misma manera con el aceite”.

Escucha aquí el último programa completo de 'Lo que viene'

Audio


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo