Boletín

La Asociación de Internautas insta a Tripadvisor a reaccionar ante críticas que puedan perjudicar a un negocio

Un restaurante valenciano exige a la plataforma 660 mil euros por los perjuicios que las opiniones están causando al establecimiento

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:14

El propietario de un restaurante valenciano, ‘Marina Beach Club”, ubicado junto a La Marina, ha reclamado 660.000 euros al portal Tripadvisor por no controlar las opiniones negativas que en este caso los usuarios de la plataforma realizaron contra el establecimiento. Pese a estar ubicado en una zona privilegiada de Valencia, los comentarios no le dejan en buen lugar. Algunos lo han rebautizado como “Tóxico Beach”, otros aseguran haberle sentado mal alguna salsa, y los más atrevidos le acusan de estafar a la Seguridad Social.

Ante esta ola de opiniones desfavorables, el restaurante exige además a Tripadvisor que le permita darse de baja de la plataforma. Al ser preguntado a COPE Valencia por este asunto, sus redactores afirman que no les consta que se haya producido algún tipo de intoxicación o que se hayan presentado denuncias por irregularidades laborales. Por los micrófonos de ‘La Tarde’ ha pasado la abogada de la Asociación de Internautas, Ofelia Tejerina, que ha afirmado que “es difícil salir de la plataforma, lo cual me parece grave si acreditas que eres el titular de la empresa, especialmente si te están perjudicando. Me parece raro que Tripadvisor no haya tomado medidas.”

Tripavisor se ampara en la libertad de expresión y al derecho a la información de los viajeros, un hecho que Tejerina matiza: “Yo creo en la libertad de expresión e información, pero no son derechos fundamentales absolutos, también tienen sus límites. La libertad de expresión de un viajero que quiere opinar sobre un sitio debe ser respetada, pero tiene que saber que los actos de denigración, que la Ley de Competencia Desleal los define perfectamente, pueden acabar en procedimiento judicial si se demuestra que las manifestaciones son falsas, y por supuesto es el propietario del establecimiento quien tiene las de ganar.”

La abogada ha añadido que Tripadvisor no puede ser ajeno a las críticas: “Si un cliente dice que se ha intoxicado con un producto, y el restaurante demuestra al portal con una inspección sanitaria que cumple los controles en el último año, Tripadvisor debe reaccionar y corregir. Tiene que ser capaz de discernir entre la crítica y el atentado contra el derecho al honor, que puede hundir un negocio. Los comentarios debemos cogerlos con pinzas, porque son subjetivos. Incluso se usan para mejorar la competitividad entre los negocios.”

Lo más