Audio

De Haro a las 18h: "Hemos visto en los últimos días una vetocracia permanente"

Los partidos tienen una dificultad tremenda para ponerse de acuerdo. Este es el verdadero problema

Fernando de Haro

'La Tarde'

Madrid

Tiempo de lectura: 2Actualizado18:23

Es España hay más de 8.000 ayuntamientos, pero a veces parece que solo hay uno, el de Madrid, es un defecto de los periodistas que hacemos información nacional. A veces conseguimos levantar un poco la mirada y hablamos del Ayuntamiento de Barcelona, del de Zaragoza o del de Pamplona. También es verdad que el Ayuntamiento de Madrid y el de Barcelona tienen un importante peso político. Estamos pendiente del resultado de la negociación de Ciudadadanos y de PP para la alcaldía de Madrid. El PP, como ha venido haciendo desde que se celebraran las elecciones, ha dado por hecho el acuerdo. 

Porque si se confirma que Almeida será mañana el alcalde, la derrota de los populares, del pasado 28 de abril será definitivamente más dulce, sobre todo para Casado. Dentro de unas horas se certificará lo que Casado vió a las diez y cuarto de la noche el pasado 26 de mayo: que podía quedarse en Génova.

Mañana, cuando se elijan los alcaldes, va a que dar claro que la segunda vuelta, las elecciones municipales y autonómicas, le han salido bien a PP, a Ciudadanos y a Vox.

La fragmentación de la derecha, el desgaste de Podemos, y la movilización de los socialistas, le van a permitir, en principio, gobernar a Sánchez. Lo que le resta la división a la derecha en las generales le ha servido para sumar en la smunicipales.

El PP recuperó 700.000 votos en el mes que separó las municipales, de las generales, ese remonte y los pactos de Ciudadanos y Vox le van a dar nastante poder territorial. Madrid es importante pero no lo único.

Y Ciudadanos, que también perdió mucho en las elecciones municipales y autonómicas, consigue una buena cuota de poder territorial. Ciudadanos que se puso muy estupendo con el PSOE, al final, ha llegado a acuerdos muy jugosos en Castilla-La Mancha con García Page. El gobierno de los ayuntamientos, quizás más que nunca, ha servido de moneda de cambio: Ciudadanos ha negociaciado la alcadías de Burgos y de Palencia en Csatilla y León, a cambio de dar al PP la presidencia de la Comunidad. En Castilla-La Mancha y Extremadura los naranjas también tendrán alcaldes, aunque en este caso pactando con el PsOE. se turnarán con los socialistas en las alcaldías de Albacete y Ciudad Real, y entrarán en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara.

Y Vox, que también se pego un buen batacazo, ha cogido, gracias a su capacidad de tomar decisiones, bastante fuerza. Tiene un pacto para gobernar en 30 ayuntamientos con el PP, y está haciendo notar su fuerza. Acaba de decir que, como no han contado con ellos, que el PP no va a tener la alcaldía de Zaragoza. 

La pena es que hemos visto en los últimos días una vetocracia permanente, los partidos no han discutido de programa, no nos han dicho qué van a hacer. Han discutido de sillones, y aunque muchos de ellos coinciden en muchas cosas, tienen una dificultad tremenda para ponerse de acuerdo. Este es el verdadero problema.