• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

El oso pardo "explorador" que ha llegado a Zamora

Avistan un oso pardo en Zamora y, por primera vez en dos siglos, en Portugal. El presidente de la Fundación Oso Pardo, en La Tarde

Audio

Pixabay

La TardeMadrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:11

En La Tejera, un pueblo de Zamora en la frontera con Portugal, hay un nuevo vecino. A lo mejor si eres de la zona has sido tú el que lo ha visto.

Te estoy hablando de un oso pardo, al que han visto moverse tanto por La Tejera como por territorio portugués.

Precisamente en Portugal no se avistaba un ejemplar de oso pardo desde hace dos siglos.

Ha sido el servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta en Zamora el que ha corroborado la presencia del oso pardo por los daños que ha causado en un colmenar.

Se cree que el oso pardo pardo puede pertenecer a una subpoblación cantábrica que tiene 280 ejemplares de esta especie en peligro de extinción.

La última vez que un oso pardo se paseó por la provincia de Zamora fue en 2013.

Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardoha explicado en La Tarde las causas de porqué ha podido aparecer ese oso pardo en la zona de Zamora. 

Palomero asegura que la presencia de este oso en la zona no es rara, porque es "una población que va creciendo" la que está en la cordillera cantábrica. Y que podría tratarse de un macho joven, ya que "pueden alejarse bastante del área de distribución" en la que se encuentran.

 "Esta población que crece va mandando exploradores a sitios insólitos" y "buscan nuevas áreas para ver si el hábitat es apropiado". Todo esto en un proceso muy lento, pero los movimientos que se están produciendo en la población de osos pardo están siendo hacia esa zona. Además, este avistamiento "quiere decir que la población de osos pardo se recupera", aunque sigue en peligro de extinción.

También se ha referidop Guillermo Palomero a cómo actuar si ves a uno de estos ejemplares: "Los osos pardo son muy bonitos, gusta verlos, pero no son osos de peluche. Son ojos salvajes, si se enfadan pueden ser terribles". Por lo que "no hay que acercarse a ellos, no quieras hacerte un selfie con ellos".

Y si se te acerca a un oso, "tenemos que hacernos notar para que él te vea y cambie de trayectoria", pero no de manera violenta.

La presencia de estos animales pueden provocar alerta en los habitantes de la zona, especialmente en los ganadores. El presidente de la Fundación Oso Pardo reconoce que "convivir con los grandes carnívoros no es fácil. A los ganaderos de ganadería extensiva no les hace gracia".  

Lo más