Emilio Gómez: "Ya no es el hambre sino el alivio de saber que te vas a llevar algo a la boca"

Emilio Gómez y Carlos Aranda presentaron sus pensiones como aval para poder poner en marcha un comedor social en el barrio de Bailén-Miraflores de Málaga. Aún con eso, alguna vez han estado a punto de desaparecer. Cada día dan de comer a unas 400 personas, y no cierran los domingos. Ya hay una lista de espera de más de 100 personas.

Actualizado 13 sep 2017

Lo más