COPE

"Quisimos dejar la medicina": El desgaste psicológico de los sanitarios durante la crisis del COVID-19

A día de hoy, un 53% de los médicos se sienten quemados profesionalmente debido a tres factores: la remuneración insuficiente, el exceso de burocracia y las faltas de respeto

Audio

Samuel del Río
  • item no encontrado

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:24

El coronavirus sigue poniendo nuestras vidas patas arriba. La segunda ola avanza por España con cifras de fallecidos inasumibles: 537 el pasado martes de esta semana. Según los expertos, la situación mejora lentamente pero tardaremos en bajar la curva de nuevos contagios y muertes. En primera línea luchando contra el virus siguen los sanitarios. Durante las primeras semanas del confinamiento recibían un homenaje diario desde los balcones de toda España a las 20:00 de la tarde:

Y como todo lo que hacemos, tiene fecha de caducidad. Ya sin aplausos, los sanitarios siguieron arriesgando sus vidas y las de sus familias para plantarle cara a la COVID19, consiguiendo que no se llevara a más gente de la que, por desgracia, ya se había ido. Ahora vamos hablar sobre lo que están experimentando los médicos y enfermeras en sus almas y sus mentes durante la pandemia: el desgaste emocional de los sanitarios este 2020.

A día de hoy, un 53% de médicos se sienten quemados profesionalmente. En el estudio de la consultora Medscape, vemos que se debe a 3 factores principales: la remuneración insuficiente, el exceso de burocracia que rodea su día a día (informes, peticiones, fichas...) y un repunte de las faltas de respeto en el ámbito laboral. Sabemos que entre médicos es donde más ha aumentado ese desgaste. Hay un 14% que incluso han caído en una depresión clínica. La exigencia es altísima y los medios escasos. Hay otro dato que llama la atención, y es que es 20 puntos mayor el desgaste en médicos de hospital que en los que trabajan en consulta. Y por generaciones, afecta más a los más jóvenes: a los milenials. Los más resistentes al desgaste son los mayores de 50 años.

Nos ha dado algunas claves uno de los artífices del estudio: el doctor Javier Cotelo. Hay médicos que habiendo vivido las semanas más duras de la pandemia, incluso se plantean dejar su trabajo, su vocación. "Lo que más llama la atención es que en el punto 7 (máximo nivel de gravedad) se encuentra un 8%. Y refieren que han pensado incluso dejar la medicina"

Marta Velázquez es enfermera en el Hospital Vitas de Sevilla. Nos ha contado qué sintió cuando se declaró la pandemia y el gobierno decretó el estado de alarma: "Cuando decides ser enfermera, eres consciente de que por tus manos pasarán muchas vidas. Nadie te prepara para una situación como esta. Yo esperaba que ocurriera: los contagios aumentaban por segundos y la situación era crítica. El confinamiento sin duda era muy necesario para frenar los contagios".

Paloma es enfermera en el Hospital HM de Madrid y también sintió la incertidumbre. El mundo se paró pero ellos seguían y a un ritmo altísimo: "Una primera fase de adrenalina total y al cabo de las semanas nos fuimos desalentando un poco. Llegamos a vivir momentos realmente alegres. Comenzamos a dar altas a pacientes que parecía que no podían salir. Empezaron a poder entrar las familias a visitarlos. Fueron semanas de verdadera alegría".

Los médicos estaban igual de desconcertados. Y, en parte, se sintieron faltos de experiencia porque el Coronavirus era desconocido. Solo sabíamos entonces que venía de China y que era tremendamente contagioso. Santiago Blanco es médico residente de tercer año en el Hospital Puerta de Hierro: "Lo que sentí fue indefensión. Llegaban un montón de pacientes y no teníamos armas para defendernos. Hicimos medicina basada en la anécdota, no en la evidencia. No teníamos suficientes datos de la experiencia previa del virus".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar