¿Cómo afectaría un Brexit a la economía española?

La salida del Reino Unido de la Unión Europea no es buena noticia ni para los consumidores ni para los vendedores españoles

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:31

Llevamos años hablando de Reino Unido y de su salida de la Unión Europea. Hasta hace unos días creíamos que ese 'brexit' se produciría sí o sí el próximo 31 de octubre. Ahora ya no está todo tan claro; la oposición, dirigida por Corbyn, ha logrado aprobar una ley para pedir una nueva prórroga a la Unión Europea.

Una especie de Tamayazo a la inglesa. Uno de los conservadores se unió a la oposición en el último momento, y votó a favor de esta medida que frena el objetivo de Boris Jonhson de un brexit a toda costa, con o sin acuerdo a finales de octubre, con una ley que le obliga a pedir una prórroga a Bruselas. El último capítulo de este culebrón diario es que Johnson ha asegurado que no tiene intención de cumplir la ley.

Un 'brexit' que a veces desde España miramos como algo externo a nosotros, como si al margen de los mercados, solo fuera influir a los españoles que viven ahí. Pero son muchos los que, de producirse, se verían afectados directa e indirectamente por esa separación.

 Sin ese acuerdo, comprar o vender en las islas británicas se convierte en importaciones o exportaciones al uso, las mismas que ahora se realizan con otros países como podría ser Estados Unidos. El incremento de costes que eso va a tener está provocando un sentimiento generalizado entre ese grupo de nuevos exportadores afectados. Manuel García, director de marketing de Grandes Vinos recalca la palabra “incertidumbre”. De los 18 millones de botellas que elaboran, envían 4 millones a Reino Unido. Este desconocimiento de las condiciones en las que se producirá ese 'brexit' está llevando a algunos exportadores españoles a poner en marcha planes de contingencia.

En el caso de Nicolás y Valero, que distribuyen productos de alimentación a las islas británicas, han decidido empezar a aumentar el envío de productos para ir almacenándolos ahí. ¿El motivo de esa decisión? Les preocupan los fuertes aranceles que se puedan establecer en los primeros meses, de ahí ese acopio.

En caso de producirse ese 'brexit' duro, existe otro grave problema para los exportadores, los aranceles, aranceles que incrementarían, con poco margen de error, el precio final del mismo. Por no hablar de que aumentarán para ellos el coste del envío de ese producto.

¿Pero qué ocurre con aquellos comercios de nuestro país que importan sus productos de Reino Unido?

Es el caso de Nilva Álamo, propietaria de una tienda en Valencia de bicicletas inglesas. A ellos les afecta de pleno. Hasta ahora eran compras intracomunitarias, compras dentro de la Unión Europea, pero ahora serían importaciones y eso tiene importantes consecuencias para negocios como el suyo.En resumen, aumento de costes que, sin duda, tendrá su repercusión en el precio final de esas bicicletas.

Una noticia que ni es buena para los consumidores ni lo es para los vendedores.

Lo más